Ale Serrano: “Él estaba feliz de estar acá, y fue como mimetizándose con la comunidad boliviana, festejaba sus mismas costumbres”

Alejandra Serrano fue una de sus tantas amigas. En la siguiente nota nos ayudó a descubrir algo más sobre Carlos Romero.

0
727
Carlos Romero y Ale Serrano (gentileza)

En el mes de noviembre se cumple un año del fallecimiento de Carlos Romero. “Vecinos de Guaymallén”, realizó una serie de ENTREVISTAS EXCLUSIVAS a la gente que estuvo cerca, que trabajó y participó activamente en la comunidad junto al “curita”.

Entrevistas para Carlos: Ale Serrano

¿Cómo comenzaron la amistad con Carlos?

Yo a Carlitos, lo conocí en Biodanza, y de ahí nos hicimos amigos desde el primer día. Nos encontramos ahí y yo tenía un café y nos íbamos a comer siempre ahí, y hubo una sola noche que él se quedo del otro lado del mostrador y me dijo “vos te la tenes que creer” que era lo que siempre decía y se paró del otro lado del mostrador, me ayudaba, los dos cocinábamos, los dos atendíamos.

¿Hay alguna anécdota que quieras compartir?

Hay tantas, te puedo contar mil anécdotas del Carlitos como amigo, porque yo no estaba con él mucho acá en la parroquia, si venía a algunas misas porque sus misas eran una fiesta. Y una que te puedo contar es que cuando quedábamos para juntarnos decía “bueno, voy para allá, pero antes tengo que ir a buscar a un chico que duerme en la calle y que duerme en un balconcito de la calle Catamarca, el chico duerme ahí, entonces yo lo paso a buscar y lo traigo a mi casa y viene y se baña” y te lo contaba con una naturalidad, y él siempre tenía su casa abierta para la gente que vivía en la calle. Carlos nunca te iba a dar un sermón, ni te iba a decir qué hacer, si no que todo lo mostraba con su ejemplo, nada te enseñaba te lo mostraba como él se comportaba en su vida, estar con la gente en la calle, con su comunidad.

Y después otra anécdota que te puedo contar como amigos, es una vez que fuimos al Festival de la Tonada a ver a Los Tekis, y él siempre estaba rodeado de jóvenes porque los chicos se divertían con él, y lo que pasó es que se suspendió lo de la tonada por tormenta, y buenos, nos fuimos a buscar a los Tekis al hotel y nos pusimos a bailar en la puerta hasta que los Tekis salieron y Carlos, por supuesto, los hizo que firmaran la remera en su lucha contra la megaminería, en defensa del agua.

¿Qué significó Carlos para vos?

Para mí fue mi amigo, yo sé que él fue un referente, que fue en cura distinto, de ésos que realmente están con la gente, con los más necesitados, con los más orillados. Pero para mí fue mi amigo, fue mi hermano, y ahora que ya no está, también me doy cuenta que fue mi maestro y cuando charlo con la gente te dicen lo mismo. Porque él te veía, siempre te iba a decir la palabra justa, sin darte un consejo, era compañero, era totalmente divertido, alegre, era una persona muy libre. Hasta que estuvo internado lo llevé yo, no quería ir con nadie más, hasta último momento fue así, estuvimos siempre juntos.

¿Qué crees que significó para la comunidad?

Yo creo que Carlos iba construyendo, iba juntando, iba armando, iba protegiendo y abriendo espacios, incluyendo. Y más acá en esta comunidad, él estaba feliz de estar acá, y fue como mimetizándose con la comunidad boliviana, festejaba sus mismas costumbres, ir por las calles del barrio haciendo la fiesta de la pachamama.

Comentar con facebook

No hay comentarios