Alergia al Polen: 10 claves para afrontar momentos críticos

0
505

La alergia es un problema para. Revisamos algunas claves para afrontar los periodos de alta concentración de polen

Alergia al Polen: 10 claves para afrontar momentos críticos

Es importante, sobre todo si tienes propensión a las alergias, que tengas claras una serie de pautas o claves a seguir de manera constante, pero sobre todo en los períodos de alta concentración de polen.

Las alergias al polen, que generalmente aparecen a partir de los 10 años aunque pueden darse por debajo de esta edad, pueden acabar conduciendo a enfermedades crónicas y a otras afecciones asociadas. Lo más común es la cronificación de la rinitis alérgica, y la aparición de afecciones como el asma, la conjuntivitis o la dermatitis atópica.

Además de las recomendaciones médicas los tratamientos a tal efecto que te hayan prescrito, estas serían las principales claves para afrontar los periodos de alta concentración de polen.

En primer lugar, trata de reducir las actividades que realizas al aire libre. En todo caso reduce al máximo las actividades que realizas por la tarde ya que este es el momento de mayor concentración de polen.

En la calle procura evitar las zonas donde haya mayor presencia de polen, estás son los parques, las zonas verdes o las zonas próximas. Recuerda que los desplazamientos de aire mueven el polen en suspensión.

Siguiendo lo anterior procura en la medida de lo posible desplazarte en medios de locomoción cerrados, y no utilizar bicicletas o vehículos abiertos en áreas con alta concentración de polen.

Por último, en la calle procura utilizar gafas de sol. La conjuntivitis puede aparecer motivada por la alergia al polen. Buscar una protección para tus ojos.

En casa redobla el esfuerzo en la limpieza. Se suele recomendar, además de la limpieza en seco que proporciona por ejemplo la escoba o la aspiradora, el uso de bayetas húmedas que recogen y eliminar el polen.

También es importante que mantengas tu casa cerrada durante el día y en las horas de más incidencia del polen. Para ventilar puedes aprovechar las primeras horas del día.

Si estás tomando medicación destinada a la alergia no te olvides de cumplir la posología indicada. No es raro que si nos encontramos mejor rechacemos la toma de los medicamentos, esto no es una buena idea en ningún caso y menos en procesos como la alergia al polen.

Si necesitas, porque sufres picores en los ojos, utilizar un colirio no esperes a que los picores sean muy fuertes. Sin embargo, no es aconsejable que elijas sin criterio del colirio. Es mejor que acudan al médico o al farmacéutico para que te recomiende el más adecuado.

Si sufres episodios frecuentes de alergia que se agrava en los periodos de alta concentración de polen, y, por otro lado, nunca has ido al médico a consultarlo, estás tardando en hacerlo. Es cierto que se pueden dar pequeños episodios esporádicos de alergias, pero si éstas se repiten es básico que acudas a controlarlo de manera médica.

Para concluir, es importante que tengas en cuenta que, aunque el polen puede ser un factor desencadenante, hay otros elementos que también van a influir en tus alergias. El tabaco, la contaminación, olores excesivamente fuertes… Todos estos elementos pueden agravar tus crisis de alergia por lo que también debes controlarlos.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta