Así influye la alimentación en tu nivel de energía

Somos lo que comemos y hay alimentos que nos ayudarán a mantener el nivel de energía que necesitamos en el día a día y otros que no.

0
48

¿Te sientes cansado todo el día y sin energía? ¿Estás estresado o con ansiedad? La forma en la que te alimentas puede tener que ver. Y es que cuando el organismo tiene que hacer frente al cansancio permanente, al estrés, la ansiedad, etc… reduce sus defensas. Lo que muy poca gente sabe es que nuestros malos hábitos a la hora de alimentarnos pueden tener mucho que ver ya que estamos más expuestos a virus, bacterias u hongos.

La situación inmunológica de cada persona depende del tipo de alimentación que siga, si es rica y saludable o no, de realizar ejercicio físico, de llevar a cabo actividades mentales que nos aporten bienestar y de dormir las suficientes horas y con calidad. Pese a ello, la base es la cuestión del tipo de alimentación que seguimos y ser capaces de hacerlo mejor. Para ello es importante marcarse el objetivo de cambiar de hábitos y alimentarnos mejor para mejorar nuestra salud. Es un trabajo largo y difícil pues cambiar nuestros hábitos es complicado.

Para conseguirlo podemos seguir algunos de los consejos que se ofrecen en el libro Cambie de alimentación de Henri Joyeux. Este profesor nos guía en cómo vencer a la fatiga y nos detalla alimentos buenos que no se consumen de manera regular y otros que se toman en exceso, o la forma de cocción, cuánto hay que beber al día o que importancia tiene la vitamina D en nuestra salud y nivel de energía.

De esta manera, se definene como alimentos beneficiosos que no se consumen lo suficiente los vegetales, legumbres, algunos productos animales, aceites vírgenes, algunos azúcares y lácteos. El texto defiende que los vegetales deben venir de agricultura sostenible, que no haya sido modificado genéticamente y con el menos número de pesticidas e insecticidas. Cuenta en ello la fruta fresca de temporada, especialmente si es ecológica, porque aporta fructosa (el mejor azúcar para el cerebro y el corazón), Vitamina C, agua y minerales y fibras. Y es que ya hemos oído muchas veces que al día deberíamos tomar cinco piezas de fruta, tres, o verdura, dos.  Estas frutas deberían sustituir a bollería, dulces, cremas y pasteles que tienen demasiados aceites refinados. Además, se considera muy saludable tomar ensaladas de vegetales de todos los colores, acompañado de aceite de oliva y zumo de limón.

Otros de los alimentos que nos ayudarán a mantener el nivel de energía necesario y que no tomamos demasiado hoy en día son las legumbres: lentejas, garbanzos, judías… Además de en guisos, se recomienda cocerlas suavemente al vapor para consumirlas al dente con lo que se asegura que va a ser masticado suficientemente, entre 20 y 30 segundos. Si hablamos de cereales, especialmente, de pan, este debe ser integral y hecho a partir de semillas antiguas.

En cuanto a productos animales beneficiosos para no estar candadoos, se recomienda que sean también de ganaderías sostenibles sin pesticidas, insecticidas, etc… Aunque las mejores proteínas animales se encuentran en los mares  y océanos ya que aportan: proteínas de calidad, grasas ricas en omega3, hierro, vitamina A, D, E, B6 Y B12, así como oligoelementos del mar. De esta manera, los pescados más recomendables serían sardinas frescas, caballas, anchoas frescas, doradas, lubinas o atún pequeño que habría que consumir dos o tres veces a la semana. Si hablamos de carnes, es preferible elegir de animales con alas, más fácil de digerir, y tomar una sola vez a la semana carne roja.

Por su parte, los aceites deben ser siempre de primera prensada en frío. Debe usarse con ensaladas, carne y pescado, pero no debe calentarlo. El aceite de oliva aporta ácido oleico, un ácido graso que facilita el transporte del calcio. Por su parte, los acietes de colza, camelina o nuez aportan ácidos grasos omega3, esenciales para la memoria.

En cuanto al azúcar, el mejor se encuentra en la miel de proximidad: miel de milflores, de romero, de tomillo o de lavanda. En cuanto a los mejores lácteos, se recomienda los quesos de cabra y de oveja.

Si hablamos de productos que tomamos en exceso y que no nos ayudan a tener energía nos encontramos algunos nos sorprenderán. El primero es la leche de vaca, porque no se mastica, acidifica el organismo, contiene azúcares escondidos, se consume en exceso e incrementa la osteoporosis. De hecho, como curiosidad, el mayor número de fracturas de cadera se produce en los países escandinavos, donde se toman tres o cuatro lácteos al día y, por el contrario, no se consumen vegetales frescos.

También la carne roja está señalada, ya que contiene ácidos grasos saturados que obstruyen las arterias coronarias que llegan al corazón, provocando infatos, o el cerebro, provocando accidentes cerebrovasculares o ictus. El gluten moderno poco digestible también está en la lista de productos que tomamos excesivamente. Debemos evitar pizzas, un exceso de pasta, galletas y bollería.

Imagen de FLickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta