Aumenta el número de cesáreas. Todo lo que debes saber al respecto

0
408

Año tras año del parto por cesárea va ganando terreno al parto natural de nuestro país, aunque el parto natural sigue siendo mayoritario. Esto es lo que debes saber sobre el procedimiento.

Aumenta el número de cesáreas. Todo lo que debes saber al respecto

Existe una tendencia al alza totalmente constatable en él los partos por cesárea en nuestro país. De hecho, como veremos más tarde, los porcentajes de partos por cesárea superan la cifra recomendada por la Organización Mundial de la Salud, que declara que este tipo de intervención sólo debe emplearse cuando sea necesario y nunca como protocolo. Dentro de la recomendación de la OMS se observa que la tasa de cesáreas no debería superar el 15% de los partos.

En nuestro país, sin embargo, en el año 2014 los partos por cesárea supusieron el 27,26% del total de alumbramientos. Estos datos, extraídos del Instituto Nacional de Estadística, nos hacen ver que, además, su crecimiento es muy relevante. En el año 2008 los partos por cesárea tan sólo suponían un 18,19%. Es decir, en tan sólo seis años han aumentado prácticamente un 10%.

De todos modos, el crecimiento de las cesáreas no es patrimonio exclusivo de nuestro país. La mayoría de países presentan, siempre según la OMS, una tasa de cesáreas superiores a la recomendada. Esta tasa, establecida en la década de los años 80 del pasado siglo, viene dada por la comprobación de la ineficacia de la cesárea como procedimiento para la reducción de la mortalidad en caso de parto de riesgo a partir del 15%. Es decir, cuando se comprueba que con la tasa de cesáreas entre el 10% y el 30% la mortalidad maternal o neonatal no desciende.

Hay que tener en cuenta que, en origen, la cesárea se recomienda para los embarazos de riesgo como prevención de la tasa de mortalidad del neonato o de la madre. Sin embargo, cuando esto no es así, a corto y largo plazo, esta modalidad de parto puede presentar riesgos evitables en el parto natural.

Es importante también puntualizar que, esa asociación entre parto fácil dista mucho de la realidad. Los procesos de parto por cesárea poseen sus propias complicaciones tanto el momento puntual del parto como posteriormente. Además, hay que considerar que no sólo estamos hablando de cuestiones físicas, sino también de la influencia de cuestiones psicológicas en un proceso no siempre bien conducido.

En general, los especialistas respaldan las tesis de la OMS en las que la cesárea sólo debería contemplarse en casos necesarios por motivos estrictamente médicos. La organización recomienda para ello la utilización de la clasificación de Robson como mecanismo de guía para la práctica de las cesáreas. A través de esta clasificación encontramos hasta 10 grupos de mujeres ingresadas que se agrupan en función de cuestiones como el número de partos anteriores, la posición del bebé, la posible presencia de cicatrices uterinas, etc.

A través de esta clasificación resulta más sencillo detectar la necesidad o no de la práctica de la cesárea.

Dentro de las intervenciones realizadas en los últimos años en nuestro páis hay dos grupos de esta clasificación que han crecido de manera especialmente significativo: por un lado la de aquellas mujeres que nunca han dado a luz previamente y las que lo han hecho de manera previa pero de manera natural y con el feto en posición cefálica. Dicho de otro modo, han crecido precisamente las cesáreas en los partos con menor nivel de riesgo dentro del de la clasificación.

En lo que todos los expertos se ponen de acuerdo es en los beneficios del parto natural cuando éste puede llevarse a cabo sin complicaciones médicas ni para la madre ni para el bebé. Este pacto facilita el proceso fisiológico natural y permite una mejor recuperación de la madre en el postparto. Asimismo concede un mejor estado inmunológico general al bebé y facilita la lactancia.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta