El Polifacético Brian Chambouleyron

Brian Chambouleyron es una figura indiscutible, un artista de la nueva generación del tango y la música popular argentina. Actualmente vive en Buenos Aires pero tuvo su paso por Mendoza a muy temprana edad, sus vivencias en la finca de Corralitos, su historia familiar, rodeada de personajes que conforman nuestra identidad mendocina, como su padre Iván Chambouleyron (escritor y físico) su abuela Susana Guiñazú (artista plástica) Gloria Miranda (profesora de música)  su tía Rosa Fader ( pianista y gestora cultural)

Gran parte de su infancia transcurrió en Francia, luego vivió en México, en Brasil y regresó a Buenos Aires, en donde vive actualmente. Creó y participó de varios espectáculos y grabó distintos discos entre ellos “Glorias Porteñas” en 1998, “Patio de tango” en 2001. Su primer disco solista apareció en el 2004 “Chambouleyron le canta a Gardel” donde se desempeñó como arreglador, intérprete y productor, un año después apareció “Chambouleyron, Voz y Guitarra”, en el 2008 “Tracción a Sangre”, en el 2010 con “Figuración de Gabino Betinotti” consiguió el Premio Nacional de las Artes 2011. Su quinto disco aparece en el 2012 “Canciones al Oído”. El año pasado presentó en el teatro La Compañía “Juglar”. Y “Promenade” su biografía musical, contará con la presencia de Marcelino Azaguate y Raúl Reynoso, como artistas invitados, el próximo viernes 1 de Julio a las 21 hs en la Nave Cultural.

Para conocer más a Brian y su historia con Guaymallén

¿Qué es lo que te lleva a estar en movimiento constantemente, a viajar, a cambiar de lugar de residencia?

El movimiento es parte de mi esencia y de mi destino. Desde muy chico tuve una vida bastante itinerante. Nací en Francia, luego me vine a Mendoza por un año, luego Buenos Aires, luego México, luego Brasil…en fin, toda una vivencia que me marcó desde pequeño. De algún modo, ya le tomé el gustito, así que, si no hay razones para viajar, me las invento ¡Claro, la música es un excelente pasaporte!
¿Qué recuerdos tienes de tu paso por Mendoza?

Mi regreso de Francia fue a Mendoza. Aquí estuve viviendo por un tiempo en mi primera infancia. Recuerdo muy vívidamente los olores, las acequias que llamaban poderosamente mi atención de niño, las veredas relucientes con olor a querosene, la despensa infinita de mi abuela, las mujeres al rededor de una gran olla preparando el dulce de membrillo, el gesto adusto de mi abuelo el Doctor Chambouleyron, y claro, quizás por sobre todas las cosas, la finca de Corralitos (donde nació mi padre y mis tíos) que siempre era una fiesta junto a mis hermanos y mis primos Andrés y Julián.

¿Qué hacían en la Finca de Corralitos?

Jugábamos a cualquier cosa que se nos ocurría, y al final de la jornada estábamos con tierra hasta en los pliegues de los pantalones ¡derecho al baño! Nuestras excursiones a la laguna y al que llamábamos desierto, una gran extensión en frente a la finca de terrenos fiscales, una tierra de nadie, donde encontrábamos tesoros de todo tipo, como huesos de mandíbulas de caballo o insectos de lo más extraños ¡Y recuerdo esos pinchazos de retortuño! Una época muy feliz, que se extendió a lo largo de toda mi infancia, y que aún hoy tengo el gran placer de reproducir a escala adulta.
¿Qué significado tiene Mendoza en tu identidad como artista?

Uno de los genes fuertes de ser artista lo heredo de mi abuela, doña Susana Guiñazú, quien irradiaba alegría y amor a la vida. Era muy amante del baile, del canto y de la farra. Tenía además un talento enorme para las artes plásticas. Aun hoy conservo algunos trabajos en madera o cerámica realmente preciosos. Aquí también tuve un período de formación musical con la profesora Gloria Miranda, quien amorosamente, me enseñó algunos rudimentos de la teoría musical, en mi temprana juventud. Recuerdo fuertemente mi encuentro con mi tía Rosa Fader y todo su talento y amor por la música. Luego vino la fascinación por la música tradicional cuyana y sus enormes exponentes. Recuerdo de mi encuentro con Alberto Rodríguez y el descubrimiento del cancionero cuyano. Los géneros tradicionales ya son parte de lo que soy, y muchas veces los traigo a mi lado en el momento de brindar un concierto o armar un repertorio para un disco.

¿Qué va a experimentar el público en la presentación de Promenade?

Promenade, como bien lo describe su título, es un paseo por la canción de todas las diversas geografías que recorrí en esta vida itinerante que me tocó en suerte. Esta propuesta surgió a partir de una invitación de Harvard University para armar un repertorio en lenguas romances o latina. A partir de esta presentación, que se concretó en Boston hace un mes y medio, pensé en la idea de hacer un desarrollo aquí en Argentina y también en Europa. Estoy recorriendo entonces, varios escenarios de aquí y de allá. Por supuesto, como siempre, echo mano a mis clásicos, de mis canciones queridas que siempre me acompañan. En esta oportunidad, además, tengo el gran honor de contar con la presencia de dos grandes músicos cuyanos: Marcelino Azaguate y Raúl Reynoso.

                                           La cita es en: La Nave Cultural.

                                                                                       Calle Masa y España de Capital.

                                                                                      Viernes 01 de Julio a las 21 hs.

 

Comentar con facebook

No hay comentarios