Causas y soluciones para evitar la alergia al sol

Normalmente a todos nos gusta mucho la llegada del sol, el veranito y las playas o las terrazas, pero hay una serie de personas que tienen alergia solar, que es muy molesta.

0
205

Llega el buen tiempo, se acerca el veranito y una de las postales más típicas de estas fechas es la de cientos, miles, millones de personas tostándose al sol en la playa o luciendo su morenito en las terrazas de nuestro país. Sin embargo, hay personas que no lo pueden hacer y sufren por ello ya que padecen alergia al sol.

Cuando hablamos de alergia solar nos referimos a los síntomas derivados de diferentes enfermedades dermatológicas, es decir, puede ser el resultado de diferentes patologías que tienen en común la reacción de la piel al sol como: una erupción polimórfica lumínica, una urticaria solar, la prurigo actínico o la porfiria.

De alguna manera, la erupición poliforma lumínica (EPL) es una reacción anormal a la luz que provoca lesiones en la piel tras la exposición a la luz solar. Y es que la exposición a la luz puede causar enfermedades cutáneas, llamadas fotodermatosis, siendo la EPL la más habitual.

Como curiosidad hay que explicar que se desconoce la razón por la que hay persona a las que el sol les produce alergia, pero se sabe que aparece cuando hay una exposición más larga de lo habitual a los rayos ultravioletas. Por eso mismo es más común en primavera y verano, cuando más intensos son los rayos del sol. Para detectar esta alergia, el diagnóstico es, sobre todo, clínico ya que se basa en la historia clínica y la exploración física, teniendo en cuenta que hay que descartar otros factores que pueden provocar esas reacciones como fármacos, productos químicos, alteraciones metabólicas y enfermedades careciales o autoinmunes como el Lupus. En caso de dudas se puede recurrir a una biopsia de la piel o fotoprovocación, que consiste en irradiar un área de la piel del paciente con rayos ultravioletas esperando la aparición de una erupción.

Entre las normas para tratar la alergia solar es esencial la protección solar estricta, aunque en casos más graves se pueden usar fármacos como corticoides o antipalúdicos. Hay que tener en cuenta también que el pronóstico es muy variable, desde una remisión completa al desarrollo de síntomas debilitantes y otros trastornos autoinmunes.

Muchos de los pacientes que sufren esta alergia de manera leve se recomienda evitar la exposición al sol, utilizar ropa protectora y protección solar estricta para la radiación ultravioleta con el fin de evitar o eliminar los síntomas. La protección es la medida más importante contra la erupción polimorga lumínica aguda por lo que es recomendable evitar la exposición al sol. Para pacientes donde la incidencia de la enfermedad es más grave se ha utilizado la fototerapia con diferentes grados de éxito para inducir el endurecimiento de la piel mediante fototerapia, irradiando rayos UVA y UVB en pequeñas y frecuentes dosis para lograr crear una resistencia de la piel al sol. Esta protección es temporal y debe realizarse varias veces para que tenga el efecto deseado, lo que aumenta el riesgo de sufrir cáncer de piel.

Otra forma de tratar los síntomas de la EPL aguda es utilizando corticoides tópicos u orales en pauta descendente con el fin de aliviar el dolor y el enrojecimiento de la piel. Si aún así, el paciente no mejora se suelen usar antipalúdicos, mientras que los antihistamínicos orales pueden aliviar el picor.

Las medidas anteriores no sirven como prevención, por lo que es necesario proteger bien la piel con cremas solares, ropa o gorros. Es importante es que la piel se acostumbre poco a poco a la luz del sol para evitar lesiones cutáneas, mientras que las personas con piel especialmente sensible se recomienda evitar el uso de perfumes, desodorantes y cosméticos al tomar el sol.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta