Como evitar las alergias del polvo y moho en casa

0
24

Las alergias en casa se pueden evitar con una serie de medidas muy sencillas con el fin de evitar el polvo y el moho.

El polvo, el moho o el pelo de un animal nos pueden crear alergias en casa, que son el resultado de una respuesta inmune anormal, que hace al sistema inmunológico reaccionar de forma exagerada a una sustancia inofensiva. Nuestro cuerpo libera anticuerpos que ayudan a proteger el organismo de agentes que causan enfermedad uniéndose a los alérgenos. De esta manera, el cuerpo suelta histamina, que causa la mayoría de los síntomas de la alergia.

Y es que cualquier persona puede sufrir alergias, aunque lo cierto es que es más común en las personas con antecendentes en sus familias de alergias y asma. Si un padre es alérgico, su hijo tiene un 50% de posibilidades de desarrollar las alergias, mientras que si son los dos , el riesgo sube al 75%. Dentro de los tipos de alérgenos existen varios tipos por el polen de algunas plantas, esporas que desprenden mohos, ácaros del polvo o pelo de perros y gatos.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que si las alergias se manifiestan durante todo el año sea cual sea los ciclos de polen o las fluctuaciones estacionales es fácil que la causa de la misma esté dentro de casa, siendo los principales sospechosos los ácaros de polvo o el moho. Para hacer frente a estos alérgenos lo suyo es buscar en nuestra casa las zonas donde se acumulan. Para ello es importante tener en cuenta los siguientes puntos. Es interesante usar alfombras pequeñas que se puedan lavar con agua caliente, como las cortinas.

Debes pasar la aspiradora y quitar el polvo habitualmente con un paño húmedo, así como es recomendable el uso de un humificador o aire acondicionado en modo recirculación para mantener el nivel de humedad adecuado. En este punto, hay que incidir en la necesidad de ventilar bien la casa todos los días, con entre cinco y diez minutos puede ser suficiente. Una buena recomendación también es que los libros estén en armarios acristalados o cerrados para que no acumulen polvo.

Otras de las medidas que podemos usar para evitar alergias en casa es mantener las zonas húmedas lo más secas posibles,  no debemos tener muchas plantas de interior para evitar el crecimiento de mohos, trabajaremos para evitar que las cucarachas, ratones y otras plagas estén bajo control, por ejemplo, con ácido bórico. También se puede usar un filtro de aire para detectar alérgenos, mientras que en el dormitorio lavaremos con agua caliente sábanas, mantas, edredón, almohada, al tiempo que usaremos cubiertas antiácaros para nuestro colchón. Otra cuestión interesante es que si disponemos de extractor de aire en el baño debemos usarlo para reducir la concentración de humedad en el baño, donde, por cierto, debemos tener cuidado con las alfombras porque acumulan agua y tardan en secar. También debemos ser cuidadosos de que tras una ducha no quede espuma en nuestra bañera ya que los hongos se acumulan en el jabón.

En el asunto de las posibles alergias procedente de nuestras mascotas, tenemos que tener claro que debemos lavarles una vez a la semana para reducir la caspa y el pelo existente en el aire o en nuestros muebles. Si el problema es con nuestra mascota, trataremos de evitar que entren en las habitaciones. Por último, si nuestros hijos juegan con osos de peluche o similares debemos lavarlos con agua caliente.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta