Cómo saber qué seguro de salud le conviene a tu familia

0
224

La elección de un seguro de salud es un asunto importante. Hay muchas cosas que debes tener en cuenta para determinar qué seguro de salud le conviene a tu familia. Vamos a mostrarte las principales.

Cómo saber qué seguro de salud le conviene a tu familia

Entre los factores a valorar están el tipo de seguro, las coberturas, la carencia y posibles exclusiones.

La modalidad del seguro

En primer lugar, debes tratar de ajustar qué tipo de póliza es la más adecuada para tu familia. En el mercado vas a encontrar diferentes tipos de seguros salud que atienden un gran número de coberturas, por tanto lo primero es conocer las principales modalidades.

Destacamos dos, por un lado la póliza de salud que ofrece un cuadro médico en el que puedes elegir el médico y el centro, pero sólo dentro de los centros concertados por tu aseguradora. Esta es la opción más habitual y también la más asequible en términos económicos. Aquí puedes ver un ejemplo.

Otra opción es aquella en la que puedes acudir al médico que tu desees y, tras abonar los costes por los servicios que haya recibido, la aseguradora reembolsará un porcentaje de la factura. Esto se conoce como reembolso. Debes tener en cuenta que estos seguros en algunos casos van a permitir también acudir a especialistas del propio cuadro médico de la aseguradora. En este caso no tendrás que pagar. Esto sería un seguro mixto de reembolso.

Las coberturas del seguro

Una vez determinada la modalidad que más pueda interesarte debes inclinarte por valorar las coberturas y lo que el seguro viene a cubrir. Esto será vital a la hora de realizar comparativas entre las diferentes propuestas de seguro de salud familiar que manejes.

Las coberturas más habituales se englobarían dentro de estos grupos

  • Medicina primaria
  • Asistencia especializada
  • Hospitalización
  • Programas de salud especializados
  • Coberturas varias

Es importante que tengas en cuenta que estos grupos pueden ser configurables, pero no siempre es así. Por lo tanto, te interesa determinar si necesitas coberturas de todos los grupos, y dentro de ellos cuáles son las verdaderamente fundamentales. Recuerda que asegurarte por encima de lo que necesitas solo te aportará más gasto en el pago de la prima, es importante protegerse con lo que se necesita realmente.

La aseguradora y su propuesta

Otro de los factores que debes valorar al buscar un seguro de salud para la familia es el de la propia aseguradora. Habitualmente las compañías aseguradoras sólidas, con larga trayectoria y muy implantadas, son opciones fiables y muy a tener en cuenta. Esto no quiere decir que otras opciones no puedan ser interesantes, pero lógicamente, como en todo, la veteranía es un grado a tener en cuenta.

Por otro lado hay otras cuestiones que debes valorar, por ejemplo si la compañía tiene una implantación cercana a tu lugar de residencia en cuanto a oficinas o atención al cliente, si cuenta con centros médicos propios o concertados en un radio cercano a tu residencia. Si estos centros son multiespecialidad o son especializados, y si estas especialidades se encuentran dentro de tu necesidad de coberturas.

Por ejemplo, la incorporación del seguro dental y la atención en este aspecto es vital dentro de los seguros de salud familiares en aquellas familias con hijos. Aquí hay que tener en cuenta tanto la incorporación de las coberturas de tales como los espacios profesionales que se nos proponen a tal efecto.

Otras consideraciones al valorar el seguro

Hay dos cuestiones muy importantes que también deberás tener en cuenta tras haber realizado todo el proceso anterior.

La primera de ellas es la de las opciones de pago o coparticipación tras acceder a los servicios médicos incluidos en las coberturas. Generalmente los seguros de cuadro médico pueden presentar un copago. Este es un copago basado en unas cantidades bajas, ya previstas de antemano en el contrato de aseguramiento. Es importante desde luego que lo tengas en cuenta y qué valores los costes que se te proponen.

Por otro lado también debes investigar los periodos de carencia que el seguro te propone. Se trata de ese período que transcurre entre la entrada en vigor del seguro y la entrada en vigor de las coberturas del mismo. En algunos casos esto no es inmediato, es decir, tu seguro puede entrar en vigor en el mes de enero pero determinadas coberturas no hacerlo hasta unos meses después. Generalmente esto se hace para evitar la picaresca.

El precio del seguro de salud familiar

Hemos dejado para el final otra de las cuestiones importantes cuando vayas a elegir un seguro de salud para tu familia, el precio. No lo hemos dejado al final por casualidad. Evidentemente el precio es importante pero, para comparar de manera eficaz precios entre seguros es fundamental haber detectado anteriormente todo lo que hemos visto en este artículo. Comparar dos seguros solo por el precio sin conocer todos los datos que hemos comentado, puede llevarnos a equivocaciones serias.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta