Detectar el cáncer de pulmón con biopsias líquidas

Las biopsias líquidas abren una nueva esperanza para detectar precozmente el cáncer de pulmón mientras el análisis del ADN circulante en la sangre.

0
113
(bolgsalud)

 

La lucha contra el cáncer es una de las prioridades de muchos laboratorios. La publicación americana www.health.usnews.com publicó el pasado mes de agosto un artículo en el que hablaba de las bondades de una nueva biopsia líquida para detectar el cáncer de pulmón. Y es que el ritmo de los avances en el diagnóstico y tratamiento de este tipo de dolencia es alentador para los pacientes y los médicos que se encargan del mismo. Ahí entra la biopsia líquida que, aunque está en fase experimental, abre una puerta a convertirse en una importante forma de luchar contra el cáncer.

Ante la sospecha de que una persona puede tener cáncer, el médico debe determinar si lo es o no para decidir cuál debe ser el tratamiento y el pronóstico. Para ello, el médico confirmará su diagnóstico mediante la extracción de un pequeño trozo de tejido (una biopsia) de la zona sobre la que hay sospechas para que sea analizada en el laboratorio. Y es que las biopsias de tejido son bastante precisas para diagnosticarlo y analizar el estadio de su desarrollo. Sin embargo, no siempre se pueden hacer biopsias para analizar este tipo de cáncer y aquí entra la importancia de esta nueva forma de diagnosticar.

Las biopsias líquidas son un avance importante, ya que en ellas se busca ADN del tumor libremente flotante en una muestra de sangre, puesto que algunos tumores arrojan ADN en el torrente sanguíneo, lo que se llama ADN circulante. Si un paciente tiene algunas de estas mutaciones como el EGFR, puede ser candidato a terapia dirigida. En los fumadores con mucho peso, la detección está ayudando a vivir más tiempo. Sin embargo, no vale para todos los casos. Entre el 10 y el 15% de los cánceres de pulmón de células no pequeñas tienen mutación por lo que limita la actual utilidad de una biopsia liquida a una pequeña porción de pacientes con cáncer de pulmón.

En el artículo se habla también de un segundo uso de estas biopsias líquidas ya que ayudan a identificar las mutaciones que se desarrollan durante el tratamiento y no fueron detectadas por la biopsia original. Y es que el 60% de los pacientes que desarrollan resistencia al EGFR lo hacen de una manera predecible por lo que con estas biopsias líquidas se detectan más fácilmente. De alguna manera estas biopsias liquidas son una buena forma de hacer un seguimiento de la efectividad del tratamiento y pueden hasta descubrir mutaciones.

Hay que señalar que los oncólogos esperan que en algún momento las biopsias líquidas ayuden a diagnosticar los cánceres de pulmón temprano, cuando son más fáciles de tratar.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta