El Club Social y Deportivo “La Primavera”, cumple 71 años

0
730

En su pista brillaron los artistas más exitosos de la época. En los años 60 y 70 y sus bailes fueron atracción en el Gran Mendoza. Hoy trabaja en la vinculación de los vecinos y en la contención de niños y jóvenes.


 

“Tenemos que hacer algo para divertirnos y fue entonces que unos 30 de nosotros decidimos organizarnos y fundamos el Club Social y Deportivo La Primavera” dijo Andrés Mateu, primer presidente de la entidad, recordando lo que ocurrió en las horas previas a la fecha fundacional: 6 de setiembre de 1944.

“La Primavera” es un distrito del departamento de Guaymallén, a 20 kilómetros al este de la ciudad de Mendoza, pasando Los Corralitos. Forma parte del conocido “Cinturón Verde” por sus enormes arboledas y las chacras que aportan oxígeno y aire fresco al ambiente. Ese “Cinturón Verde” es un arco que va desde Las Heras, al norte, y se extiende hasta Maipú, en el sur.  En el pueblo de “La Primavera”  viven unas 500 familias y casi todas viven del trabajo en las chacras en las que se cultivan verduras de toda estación;  en los aserraderos y los galpones de empaque.

En su hermosa casa de Godofredo Paladini al 3161, de La Primavera, los ojos de Andrés brillaron especialmente al recordar aquellos tiempos.  Su esposa, France Foucault, sonrió junto a él. Ambos se casaron hace 68 años y la despedida de solteros fue una simple comida en el terreno de lo que ahora es el club.

Andrés, que este 9 de setiembre cumplirá 93 años, recordó que  “un policía, José Ruarte, que siempre estaba mezclado con nosotros, propuso que hiciéramos algo para divertirnos”.

“Inmediatamente hicimos una reunión en el salón del billar que estaba en la esquina”, cuyo edificio aún se mantiene en pie.  “Habremos sido unos 30 muchachos, de entre 18 y 20 años. Comenzamos a hablar y decidimos organizar algo y tomamos una determinación, que nadie se fuera de la reunión hasta tomar una determinación. Allí decidimos fundar el Club y lo hicimos dos días después, el 6 de setiembre de 1944”.

“Lo primero que hicimos fue organizar una comisión y ahí me nombraron presidente, no sé por qué.  Pese a que yo tenía mucho trabajo con mi padre, acepté hacerme cargo” narró Andrés Mateu. “A los pocos días compramos unos palos y bolsas y cerramos la esquina donde ahora está la escuela. Organizamos un baile para recaudar fondos y vino la famosísima orquesta de “los Manganelli”. Fue exitoso porque vinieron unas 500 personas”, dijo.

A los días de estar organizados con una comisión directiva, la inquietud fue comprar un terreno.  Fue Anselmo Tasi quien les vendió 7.000 metros cuadrados por los que debieron pagar un poco más de 7.000 pesos, moneda nacional.  Y allí, en esa extensión, construyeron la sede del Club. Lo que hoy se observa es un antiguo salón, acondicionado para fiestas donde  la cabecera corresponde a un escenario de cemento que ocuparon tantas bandas y orquestas.

En los primeros tiempos prendió fuerte la pasión del futbol. Organizaron un equipo y salieron campeones en 1945 de la Liga Corralitense de Fútbol.  Sin embargo, la única actividad deportiva que se extendió en el tiempo fueron las bochas. La cancha que tiene hoy el Club  es “la envidia de muchos jugadores de otras instituciones”.

A medida que pasó el tiempo, el aspecto social se impuso sobre el deportivo y la comisión directiva comenzó a organizar bailes cada 15 días que marcaron a fuego  las décadas de los 60 y los 70.

Las memorables actuaciones de Palito Ortega y Sandro, dieron a la pista del Club La Primavera, el prestigio que sólo fue igualado por el club Andes Talleres y Villa Seca.

Ricardo Rinaldi, de 76 años, fue vicepresidente del club en los años 64 y 65. Emocionado, recordó los grandes bailes con Palito, Juan Ramón, Sandro y Los de Fuego, Los Wawancó”. “El primer número artístico que vino al club fue un santafecino que tocaba el acordeón y acompañaba a Rodolfo Biagi” dijo. Y también recordó que “entre los grandes también nos visitaron Alberto Castillo, Juan D’Arienzo, el Cuarteto imperial”.

“Era tanto el prestigio del club que una vez, dice otro de los vicepresidente Pedro Atencio, de 70 años, con mandato los años 67 y 68, hicimos un convenio con la famosa LV 10 y arreglamos una fiesta en conjunto antes de la Navidad de 1963. Ellos transmitieron el evento y fue un boom para aquella época”.  Estuvieron también “Los Hermanos Mancifesta”, “Los Giunta”, “Oscar y sus muchachos”, “Los cuatro acordeones”,  “Los Rambler”.

“Y cuántos socios tenía el club cuando comenzaron” fue una de las preguntas dirigidas al primer presidente, Andrés Mateu. “nosotros no nos preocupamos por eso ni por la recaudación de dinero. Sólo queríamos trabajar en pos de un objetivo que nos beneficiara a todos. Siempre me impresionó el entusiasmo de la gente, siempre estaban disponibles y se ofrecían para las tareas que había que hacer. Eran otros tiempos”.

Los tiempos actuales

El presidente actual del club La Primavera es Rodolfo Duin: “hace diez años que soy presidente. Me dieron ese honor y nadie me lo quiere quietar” dijo sonriente.  “El objetivo que tenemos es la vinculación social de todos los vecinos y la contención de jóvenes y niños. Tenemos profesores que dan clases de folclore, de fútbol y de jockey. Y en las vacaciones funciona en nuestra pileta la Escuela de Verano con el apoyo del municipio de Guaymallén”.

Duin nos dice que “no puede faltar la mención de todos los presidentes, que no fueron muchos: Andrés Mateu, Bernardo Martí, Román Ríos, Miguel Piera, Angel Ríos que batió todos los récords porque fue 32 años presidente de la entidad. A él le siguieron Eduardo Castro, Rubén Fernández y, últimamente, yo”.

“Todos es muy tranquilo por acá, por ejemplo, los miércoles y viernes, temprano, tenemos bochas, truco y asado”.

Fuente El Sol

Comentar con facebook

No hay comentarios