El fuego en San Luis ya arrasó 12.000 hectáreas, aunque está controlado

LOS FOCOS DE LA QUEBRADA DE HUASCARA Y EL DE LA LOCALIDAD DE NOGOLÍ, UBICADOS EN LA ZONA ALTA DE LAS SIERRAS PUNTANAS, SON LOS ÚNICOS ACTIVOS CON LOS QUE BOMBEROS Y BRIGADISTAS DEBERÁN BATALLAR HOY PARA TRATAR DE EXTINGUIRLOS.

0
259

Así lo informó a Télam, el jefe de emergencias de San Luis Solidario, Darío Zabala, quien además confirmó que hasta ahora son 12 mil las hectáreas afectadas por el fuego en la provincia.

El foco que se encuentra en la quebrada logró ser controlado y hoy trabajarán las dotaciones organizadas para el ataque directo en conjunto con un avión hidrante.

En cuanto al de la zona de Nogolí, “se encuentra controlado en un cuarto de su extensión, se dirige hacia el río y hoy esperamos poder terminar esa tarea”, afirmó el funcionario.

En la tarde de ayer se reportó un nuevo foco en la localidad de Juan Llerena, que también fue controlado, y sobre el que el brigadista sostuvo que “fue provocado por una quema no autorizada en un campo cuyo propietario ya fue identificado y deberá afrontar las penalidades del caso”.

Del otro lado de la sierra, en tanto, el incendio incluyó bosques de mollares de muy buen desarrollo y muchos años de vida.

“Algunos demorarán décadas en recuperarse y otros sectores, por las temperaturas que soportaron, no se recuperarán”, aseguró.

En la zona de Los Molles y proximidades del Suyuque y Villa de la Quebrada “la velocidad del viento hizo que el fuego no fuera tan drástico para la vegetación, ya que pasó tan rápido que la combustión no llegó a ser completa, lo que le permite a la planta perder mucho tejido vivo, pero mantener el macollo verde para rebrotar rápido”.

Finalmente, recomendó que, si se observan animales sanos, no se los debe molestar, a fin de que se muevan tranquilos para que encuentren el equilibrio que se perdió.

Si presentan alguna herida y pueden ser rescatados, debe informarse al ministerio para que un equipo lo retire con destino al Centro de Conservación de Vida Silvestre, en La Florida, donde los veterinarios lo rehabilitarán para regresarlo a su ambiente natural.

Comentar con facebook

No hay comentarios