El test de los miedos ocultos de tus hijos

A través de un test con seis fotos puedes descubrir cuáles son los miedos de tus hijos, primer paso para que los puedan superar y puedan ser felices en el futuro. Una vez vistas todas las imágenes en silencio, anima a tu hijo a que te diga cuál de todas esas imágenes le produce más miedo.

0
432

Tener miedo no es cuestión de edad. Todos sentimos miedos, infundados o no, a lo desconocido, a lo oscuro, a ciertos animales. El miedo es muy libre. Lo cierto es que sentir miedo crea en nosotros una barrera que hace más difícil el camino en ciertas circunstancias.

Cuando somos niños tendemos a tener más miedo, normalmente, a cosas desconocidas, que pueden hacer que el día sea una pesadilla. Tener miedo al colegio, a la soledad, a una tormenta, al ruido o a ciertos animales son cuestiones que los pequeños  deben superar para que no sigan con ellos toda la vida, para que no los hagan infelices. Enfrentarnos a nuestros miedos es la única manera de derrotarlos.

Con el fin de detectar estos miedos tan típicos en la niñez, la web www.guiainfantil.com propone hacer un test del miedo a nuestros hijos, para saber de sus miedos ocultos y como tratarlos, o qué significan. Para ello, los pequeños deben mirar con nosotros las siguientes imágenes imaginando que hay detrás o que está pasando y deberian decirnos qué les produce cada imagen o cuál es la que más miedo les da.

Una vez vistas todas las imágenes en silencio, anima a tu hijo a que te diga cuál de todas esas imágenes le produce más miedo. Si es la primera, la cueva de hielo, puede significar que necesita más calidez emocional, puede que tenga miedo a quedarse solo, pero no sabe expresarlo. Si es así la soledad le angustia y deberás tomar medidas contra esa circunstancia.

Si por el contrario, lo que más miedo le produce es la segunda imagen, el edificio abandonado, no es nada raro. Un entorno misterioso puede llegar a crear terror en algunas personas. Si eso le ha pasada a tu hijo puede que se sienta vulnerable, lo que le impide abrirse a otras personas, aunque tiene la necesidad de abrirse a alguien, pero para ello, para crear relaciones fuertes, deberá abrir el corazón y romper esas barreras que le impiden abrirse. Cuando un niño elige la casa abandonada quiere decir que necesita vivir rodeado de afecto de los seres queridos. Este tipo de casas nos puede provocar pesadillas, pero en los niños es más significativo. Necesita seguridad dentro de la familia, puede significar tener miedo a la falta de armonía en la familia.

Si lo que más miedo le da a tu hijo es la bajada al sótano significa que no le gusta sentirse encerrado, sino más bien estar libre, disfrutar de la vida y aprovechar el momento. Esas escaleras que bajan a un sótano, a un sitio oscuro y desconocido son una imagen de niños con miedo a la muerte y a lo que sucederá después.

La puerta azul puede ser una imagen del cielo y el mar, da paz y seguridad, pero lo que hay detrás nos produce inseguridad. Si tu hijo muestra esta imagen como la que más miedo le da debes saber que necesita estabilidad, valora la rutina de lo conocido y no les llama la atención lo desconocido, lo extraño, ni sienten ganas de tener aventuras. Por último, tener miedo al túnel significa que necesita comprender sus emociones, expresarlas y aprender a superarlas. El túnel es un pasadizo hacia la oscuridad, sienten temor a emprender nuevos caminos, retos u objetivos.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta