El yoga y las pesas, complemento perfecto

Volver a la calma manteniendo la concentración tras una sesión de pesas es posible haciendo yoga durante 10 minutos.

0
301

Cada vez es más habitual escuchar que los ejercicios de pesas, de musculación, deben ir acompañados de otros. Puede ser un ejercicio aeróbico como correr o bicicleta, aunque también es tendencia la recomendación de hacer unos ejercicios de yoga después de la musculación. Y es que tras levantar mucho peso, los músculos pueden estar muy tensos y, probablemente, las pulsaciones por minuto serán aceleradas, por lo que unos ejercicios de yoga sirven para volver a la normalidad,  a la calma.

Tampoco es desdeñable que el yoga servirá para relajar la mente y poder afrontar el resto del día con una mejor disposición. Y es que los componentes principales del yoga implican posturas y respiración. Si te entrenas con pesas, lo estás haciendo con pesas libres en una máquina, mientras que en el yoga es con tu propio peso corporal. Por eso es una muy buena idea combinar las virtudes de las posturas del yoga y los movimientos para resaltar los músculos cuando levantas las pesas.

Cuando nos dispongamos a hacer yoga tras haber acabado nuestra sesión de musculación, debemos afrontar esta actividad suavemente, con una postura adecuada. No hay que dedicarle mucho tiempo al yoga, pero sí el suficiente para que nuestras pulsaciones vuelvan a la normalidad. Es probable que con 10 minutos diarios podamos tener nuestro cuerpo en una zona de tranquilidad ideal para dar por finalizada nuestra sesión de entrenamiento. De hecho, con cuatro o cinco ejercicios podría valer siempre que sepamos realizarlos de una manera correcta y seamos capaces de esmerarnos en la técnica y en la respiración para conseguir el objetivo que buscamos con este fin de sesión.

Los beneficios que podemos sacar de realizar yoga tras nuestra sesión de pesas serán, sobre todo, mentales, ya que nos ayudará mucho a olvidarnos de nuestros problemas en la vida diaria, nos ayudará a recuperar el aliento y las pulsaciones tras el levantamiento de pesas y nos dejará en un estado de paz ideal para afrontar el resto del día. Pero es que, además, mejorará nuestro estado físico, la reducción del estrés, nos ayudará a perder peso y a controlar sensaciones de dolor, ansiedad, depresión o problemas de sueño, que combinado con la tonificación de los músculos y una mejora general del estado físico tras hacer pesas resultará en un bienestar mayor.

Para finalizar, exponemos aquí el testimonio de una experta maravillada por cómo se complementan el yoga con el trabajo de pesas. Lorna Bell, que es una profesora de yoga, escribió en una revista llamada “Yoga Journal” estar sorprendida por “el lado mental intenso del entrenamiento con pesas” ya que como en el yoga requiere enfrentarse a la pereza interna y forzar nuestros límites. Tanto el yoga como el trabajo con pesas necesitan puntos focales visuales para concentrarse y necesitan de equilibrio, fuerza y adherencia, por lo que determinó que dos actividades que pueden parecer contradictorias, realmente, se complementan entre sí.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta