¿Escuela del Futuro? o escuela abierta al mercado

La situación de estudiantes de Buenos Aires a raíz de la toma en los colegios. La reforma educativa pensada desde el análisis sociológico. La opinión de un especialista, Juan Carlos Nieva, ex-subsecretario de educación.

0
161
(APU)

“Esta reforma entre otros puntos propone acercar la realidad de la escuela y de los alumnos a los requisitos del mundo del trabajo”

La realidad de la educación secundaria argentina en los últimos días, sobre todo en la ciudad de Buenos Aires, ha sido tema de debate nacional.  Estudiantes de ocho escuelas como el Colegio Pellegrini o la Escuela Bellas Artes “Manuel Belgrano”,, decidió tomar los establecimientos, como única medida posible, para demostrar su descontento por la nueva reforma que se pretende implementar desde el próximo año por el Gobierno Nacional.

Juan Carlos Nieva, docente titular de la cátedra “Sistema Educativo”, del Profesorado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, dependiente de la Universidad Nacional de Cuyo, con trayectoria en la gestión pública y que se desempeñó como ex subsecretario de educación, consultado por nuestro diario explicó: El formato de la escuela secundaria responde al formato clásico o tradicional, y por eso sorprende el primer planteo, porque ciertos sectores que siempre tuvieron una visión más clásica con respecto a la vieja escuela secundaria ahora sean tan tan partidarios y tan rápidamente quieran modificar el formato clásico para hacer la “Escuela del Futuro” que se presenta como superadora de otros diseños.”

Esta reforma entre otros puntos propone acercar la realidad de la escuela y de los alumnos a los requisitos del mundo del trabajo y desalentar la deserción. Dos grandes temas de la escuela aquí y en todos lados: La escuela debe preparar a sus alumnos para el mundo de los adultos y para ello debe mantenerlos en su interior el mayor tiempo posible.

El problema, no es precisamente, la propuesta de una reforma, de hecho desde, distintos sectores se entiende que es necesario plantear cambios en la estructura actual del sistema educativo, es aquí donde surgen los primeros inconvenientes: Mientras el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta plantea una reforma que sería desde su óptica meramente “técnica“, otros actores involucrados  entienden que una modificación educativa como la que se pretende es ante todo una disputa política dentro del campo de la educación.

Horacio Rodríguez Larreta(clarín)

El docente Juan Carlos Nieva también indicó: Estoy de acuerdo en que a este formato hay que repensarlo, porque el formato clásico respondía a un sentido de la educación secundaria, que aspiraba a una formación general más enciclopedista y ahora se plantea una escuela secundaria universal, que completa la educación básica, para todos y no selectiva, por lo tanto el sentido de la escuela secundaria está siempre en discusión pero tampoco hay experiencias para que todo se incline, en el sentido que se piensa para la reforma, en la Ley Nacional de Educación Nº 26.206, se contemplan las practicas educativas, pero hay que analizar muchas cosas antes de proponer una reforma de esta magnitud, si es viable o no, si se puede aplicar a nuestro país, y yo pienso que todavía no se logra implementar de manera correcta las prácticas profesionalizantes en la escuela secundaria, por ejemplo en la educación técnica.”

Encontramos entonces por una parte a los representantes del gobierno de cambiemos y sus aliados en los medios masivos de comunicación que pretenden  acentuar la  mentada neutralidad de la reforma y  critican las tomas de colegios estigmatizando a estudiantes  que defienden no sólo su educación sino la educación de próximas generaciones. En contraposición aparecen los jóvenes apoyados por padres y docentes, que  tienen muy claro el carácter político de una reforma educativa de estas dimensiones.

Es importante tener en cuenta que vivimos en  tiempos de neoliberalismo, donde el mercado aparece como todo poderoso. Momentos en que comienza a delinearse una próxima reforma laboral que según, indican declaraciones de sectores opositores al Gobierno Nacional, buscará flexibilizar vidas y cuerpos de los sectores trabajadores al máximo. Es en este marco en el que se da la lucha estudiantil y docente contra la reforma educativa propuesta.

En una nota publicada en Infobae, titulada “Los alumnos de los secundarios porteños deberán combinar trabajo y estudio en quinto año” se expuso: “el último año de escolaridad estará orientado al aprendizaje dentro de las empresas y al desarrollo de habilidades vinculadas al emprendedorismo”. En este contexto,  tal reorganización de la currícula educativa argentina sería el puntapié inicial que permita el adiestramiento necesario de una nueva mano de obra que se indica como indispensable para el desarrollo futuro del país. La obligatoriedad de un último año de secundaria con pasantías en empresas sin ninguna remuneración para los estudiantes, está en línea con los reclamos planteados por los sectores más concentrados de la economía nacional. Sería un curso introductorio al mundo del trabajo que estos sectores pretenden para el futuro del país, salarios mínimos y mano de obra sobreexplotada.

“pensar en que la toma de los colegios permite a los estudiantes discutir sobre las reformas educativas en las que sin duda deben participar”

Es por esto, que se intenta mostrar, tanto malestar en torno a la toma de colegios por parte de los estudiantes.La reforma educativa presentada en la ciudad de Buenos Aires, que se extendería al resto de las provincias en el futuro próximo, está en línea con los objetivos políticos, sociales y sobre todo económicos del presidente Mauricio Macri. 

(laprensa)

Sería atinado reflexionar sobre otros aspectos de la toma de colegios, por ejemplo pensar en que la toma de los colegios permite a los estudiantes discutir sobre las reformas educativas en las que sin duda deben participar, y también pensar que mientras existan trabajadores que luchen por los derechos laborales, reformas como las que se aproximan,  dictadas por la voracidad del mercado todo poderoso, tendrán serias dificultades para pasar desapercibidas,  como pretenden los técnicos a su servicio.

Comentar con facebook

No hay comentarios