Formas más allá de la báscula para saber si tu plan nutricional funciona

0
487

Cuando incorporamos un plan nutricional a nuestra vida solemos estar muy pendientes de la báscula. Sin embargo, el control del peso no es la única manera de saber si tu plan  funciona.

Formas más allá de la báscula para saber si tu plan nutricional funciona

Vamos a mostrar una serie de maneras mediante las cuales vas a poder detectar si realmente tu plan nutricional está funcionando como debe. Obviamente, esto no sustituye ni al control médico ni a la evolución a la que te encuentres sujeto en cuanto a tu dieta, sin embargo, puede resultar muy interesante como marcadores añadidos. En otras palabras, seguirás usando la báscula, pero podrás medir la eficacia de tu dieta y su bondad con otros elementos.

Incluso en ocasiones estos indicadores son más exactos en cuanto a tu salud en general que el propio resultado de la báscula en determinados momentos.

No pasas hambre

Si te han dicho que un buen plan nutricional te hará pasar hambre no te están diciendo la verdad. De hecho pasar hambre, como tal, es un mal síntoma de cómo avanza tu plan.

Cuando realizas una dieta de manera correcta, realizadas también todas las ingestas de alimento necesarios durante el día, y, fundamental, no dejas en tu alimentación espacio para los alimentos procesados, la sensación de hambre no debe estar presente. Y si lo está, debe ser de forma residual.

Las frutas frescas, la verdura, la carne, el pescado, las legumbres… La combinación de la práctica de ejercicio regular y una alimentación correcta no debe generar sensación de hambre. Sí quizás de ganas de comer otras cosas más gratificantes para tu cerebro, pero no de hambre.

Este es un indicador excelente, si estás cumpliendo con un plan y no pasas hambre estás en buen camino.

Tienes más energía

Seguro que has escuchado alguna vez aquello de hacer una dieta y sentirse muy cansado o vacío de energía. Cuidado con esto porque es un mito.

Generalmente esto va a indicar que no estás recibiendo la suficiente cantidad de vitaminas, minerales y nutrientes.  Es más, probablemente tengas un déficit en alguna o todas de ellas.

El hecho de recuperar la energía, de sentirse bien físicamente a lo largo del día, e incluso de sentirse mejor a todos los niveles en cuanto a fuerza y energía que antes de comenzar el plan es otro gran indicativo de avances positivos en tu nutrición.

Duermes mejor

Es curioso pero no solemos asociar los problemas de sueño con los problemas de alimentación, y sin embargo, existe una gran relación entre ambos.

No se trata solamente de conciliar antes o después el sueño, sino, de la sensación de descanso que tenemos al levantarnos. Cuando comiences a sentir que te despiertas más descansado, que las horas de sueño han sido suficientes, probablemente es que tu plan nutricional está marchando estupendamente.

Tienes que recordar que los trastornos del sueño son un problema verdaderamente grave, ya que disminuyen mucho tanto la calidad de vida como nuestro rendimiento personal a todos los niveles, además de ser malos para la salud en general.

Alguna prenda de ropa te sienta mejor

Puede parecer una señal menor con respecto a las anteriores, pero no lo es en absoluto. De hecho, a nivel psicológico, poder utilizar una prenda de ropa que antes no podíamos, o, ver como esta se ajusta mejor a nuestro cuerpo, es un elemento de satisfacción notable. Y, además, un estímulo muy positivo para continuar adelante en nuestro proceso.

Ojo, aquí ocurre un poco como con la báscula. No debes obsesionarte, se trata simplemente de, de vez en cuando, dar alguna oportunidad a una de las prendas que más se acercaba a quedarte bien antes de empezar el plan. Lo contrario, tratar de colocarte rápidamente prendas muy lejos de tu tallaje, puede causar el efecto opuesto.

Ha mejorado tu estado de ánimo

Además de las cuestiones relacionadas con la salud física que los lleven a emprender un plan nutricional, sin duda en paralelo corren otras cuestiones psicológicas con mayor o menor profundidad dependiendo del caso y de cada persona.

A medida que el plan nutricional avanza, y, por tanto, a medida que nuestro estilo de alimentación se vuelven más saludable y adecuado a nuestra persona y a los objetivos que buscamos, el estado de ánimo también mejora.

Una mejoría en nuestra perspectiva emocional y mental es una señal excelente, y además, muy habitual, dentro de un buen plan nutricional.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta