Francisco Villodas el artista impresionista de Guaymallén

Realizamos un recorrido por la exhibición "Villodas en Libertad", en Salas de Arte Libertad, junto a uno de los vecinos destacados de nuestro departamento. En una nota exclusiva cuenta parte de su trayectoria. 

0
892
Villodas junto a uno de los retratos de su esposa

En Salas de Arte Libertad, el 3 de febrero se inauguró la muestra “Villogas en Libertad” ubicada en calle Libertad 4466 del distrito de Villanueva y contiene obras de Francisco Ángel Villodas, reconocido artista mendocino que vive actualmente en el Barrio Santa Ana. Villodas estudió en la Facultad de Artes Plásticas, dependiente de la Universidad Nacional de Cuyo, la etapa de la escuela media la cursó en el Liceo Agrícola (UNCuyo) a raíz de esta formación, trabajó como enólogo para importantes bodegas de nuestra provincia, por lo que en ésa etapa, dejó de pintar.

En sus trabajos se destacan los retratos, paisajes mendocinos al estilo de Fader y cuadros que presentan a hombres y mujeres trabajando en las viñas, durante la temporada de cosecha, en óleo, collages, carbones, utilizando la técnica de superponer capas de pintura.

El color negro, no está presente en sus cuadros, siguiendo el mandato de los impresionistas, Villodas lo reemplaza por el color azul y el violeta para pintar las sombras. Durante la nota, alumbró con una linterna cada pintura, para demostrar que el negro no aparece.

En palabras de Francisco Ángel Villodas

“El artista no puede hablar de su obra, la obra habla del artista”

¿Cuándo descubrió usted que tenía facilidad para las artes plásticas?

Yo cursé en la Escuela Superior de artes Plásticas y también hice la carrera en el Liceo Agrícola, con las equivalencias del Liceo las acreditaba en la Escuela Superior. Tengo anécdotas desde los siete y ocho años, le regalé un retrato a mi abuela, se quedó maravillada, para mí la profesión de retratista no es algo que se pueda aprender en  ningún lado, retratista se nace. Por supuesto, yo me eduqué con los genios de aquel momento Roberto Cascarini, Fidel de Lucia, Suárez Marzal, a mí me trataban como a un amigo y no tengo ningún dibujo porque ellos se los dejaban para guardarlos como parte de la historia de la institución.

Usted dejó de pintar por su trabajo de enólogo

A los 18 años tengo el Premio Adquisición Legislatura de la Provincia de Mendoza en el Salón del Paisaje Cuyano. Yo trabajé en una de las diez bodegas más importantes de Mendoza y me pidieron que hiciera retratos para cinco bodegueros. Y después estuve 20 años sin pintar.

¿Cuál es la obra que considera más destacada?

Yo creo que estoy, lo siento así, en el retrato número 38° de mi mujer después de muerta. Porque para hacer ése retrato, no existe ningún pintor, nadie más puede hacerlo, es un papel negro con un color blanco.

¿Desde hace más de 20 años vive en Guaymallén?

Viví desde siempre en Guaymallén, en el Barrio Santa Ana. Ahí en la habitación que luego ocupó mi hijo, hacía mis cuadros, mis retratos.

Comentar con facebook

No hay comentarios