Inmunoterapia, qué es y dónde se aplica

0
510

La inmuterapia es otra fórmula para luchar conta el cáncer. Descubre en qué consiste y cómo funciona.

 Inmunoterapia, qué es y dónde se aplica

Dentro de los diferentes caminos elegidos en la lucha contra el cáncer, la inmunoterapia ha ganado protagonismo en los últimos años y se ha convertido en una vía alentadora cara al futuro.

Se asocia el desarrollo del cáncer a fallos del sistema inmunológico que resulta ineficaz a la hora de detectar las células tumorales. Los tratamientos más extendidos se centraban en la eliminación, a través de fármacos o de radiación, de las células cancerígenas. La inmunoterapia plantea un escenario diferente en el que se busca que el organismo trabaje contra el cáncer, algo muy diferente a la quimioterapia tal y como la conocemos.

Los medicamentos asociados a la inmunoterapia proponen una potenciación del sistema inmune. Esto significa que las propias defensas naturales de nuestro organismo puedan actuar contra las células cancerígenas. En los nuevos fármacos relacionados con la inmunología se persigue y consigue que los linfocitos distingan las células tumorales y las eliminen.

Aplicar la inmunoterapia al cáncer no es una novedad, pero, es cierto que en los últimos años se está demostrando su eficiencia y que en la actualidad la sensación dentro de la comunidad científica es que aún resta mucho camino por recorrer. El horizonte, eso sí, resulta esperanzador.

Hasta el momento, teniendo en cuenta las dos generaciones de fármacos destinados a la inmunoterapia, ésta ha demostrado su eficiencia en el melanoma, que es el cáncer de piel más agresivo. También se han probado resultados positivos en el cáncer de pulmón, y se está estudiando su comportamiento tanto para el cáncer de cabeza como para el de cuello o hígado.

Las características principales pasan por la menor toxicidad del tratamiento, en la que podemos encontrar efectos secundarios muy distintos a los remedios tradicionales. Estos efectos secundarios pueden acarrear diarreas, erupciones cutáneas o picor y generalmente suelen responder bien a inmunosupresores suaves. Por otro lado también hay que destacar que este tipo de solución induce memoria al estilo de las vacunas. Es decir, el cuerpo recuerda cómo actuar en caso de un rebrote.

La gran importancia de este camino en la lucha contra el cáncer reside tanto en el modelo de tratamiento que propone, mucho menos agresivo que otros, y también, en la posibilidad de comenzar a plantearse la supervivencia a largo plazo en los enfermos.

1.1      Las ventajas de la inmunoterapia

Las ventajas de la inmunoterapia, visto lo anterior se podrían definir del siguiente modo:

  • Aumenta la tasa de superviviencia en el melanoma y cáncer de pulmón pero con resultados muy alentadores en otro tipo de cáncer.
  • Es menos agresivos y con efectos secundarios más fáciles de controlar.
  • Se trata de una familia de fármacos que vienen de un largo período de estudio e investigación. Estamos ante un modelo de medicación seguro que además ya ha evolucionado con respecto a las primeras familias farmacológicas para este tipo de tratamientos.

También te puede interesar:

La medicina alternativa en el tratamiento del cáncer

Aspirina ¿Aliada contra el cáncer?

Cómo el deporte reduce la incidencia de cáncer de mama

Imagen de flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta