Inseguridad y falta de presencia municipal en calle Gallardo

La histórica calle de El Bermejo atraviesa hoy una situación crítica por lo que se viven cotidianamente hechos delictivos.

0
730
Pedido para liberar la vereda. Calle Gallardo.

Los vecinos reclaman la liberación de la vereda, donde antes funcionaba una empresa de quinchos, que trae problemas de inseguridad y de tránsito. El domicilio, ubicado en calle Avellaneda al 3950 y cuyo fondo llega hasta Gallardo, fue durante mucho tiempo una empresa que se dedicó al rubro de cabañas, casas de troncos y quinchos, debido a los palos que se encuentran cubriendo la parte posterior de la propiedad, que ocupa parte del espacio público, no existe una buena visibilidad.

Esto trae diferentes inconvenientes: los conductores no pueden ver si se aproximan autos o peatones,  sirve de escondite a los ladrones, que esperan agazapados a sus víctimas cuando se dirigen  a la escuela o el trabajo, y además el lugar en cuestión contiene una cantidad de madera por lo que abundan los roedores, y son abandonados animales muertos como gatos o perros lo que atenta contra la higiene urbana del departamento,  que se encuentra contenida en las normas 7469/2008 Normas de convivencia vecinal orientadas a la preservación de la Higiene Urbana, donde está asentado que “los vecinos de Guaymallén, por acción propia, y por la gestión del estado, gocen de un Municipio limpio, sin contaminación y que refleje la cultura de la limpieza y orden que ha caracterizado a su pueblo”.

Liberar la vereda significa según el Código de Edificación “reforzar el dominio de lo público, para democratizar el espacio público y hacerlo viable y agradable a la mayoría” es decir que la vereda es un espacio público esencial destinado a la circulación peatonal para el tránsito fluido de los peatones y accesibilidad de todas las personas.

Testimonios

Viviana Sabatinez vive en calle Gallardo, radicó la denuncia en la delegación correspondiente pidiendo la liberación de la vereda hace aproximadamente dos meses y relató a “Vecinos de Guaymallén”: una mañana que íbamos con mi hija a la escuela al pasar el primer árbol, no se veía nada porque estaba lleno de yuyos, y detrás del portón salieron dos hombres y nos miraron, nos asustamos porque pensamos que nos iban a robar, creo que estarían esperando a alguien para asaltarlo pero quizás nos conocieron y por eso no nos hicieron nada, ése mismo día fui hasta la delegación y enviaron a un señor que vino y midió y me dijo que ya quedaba asentado pero hasta ahora no ha pasado nada.

César Contrera también agregó: Muchos vecinos han pedido que se ceda o se libere la vereda y al dueño siempre se lo comunicaban pero él no quería escuchar y es más mientras más le pedíamos que desocupara la vereda más llenaba de palos ése espacio. El punto principal es que uno pueda ver de vereda en vereda, porque no hay manera de ver nada, hay que salir a la calle para poder saber si viene algún auto o alguna persona.

Responsables de la delegación de la zona, bajo la dirección de Silvia Rodríguez,  ubicada en el Registro Civil de calle Avellaneda 4145 recibieron las denuncias de los vecinos y se comprometieron a realizar el trabajo dentro de diez días. Ya pasó más de un mes y en Gallardo los hechos delictivos y de inseguridad siguen a la orden del día.

Comentar con facebook

No hay comentarios