La CGT se moviliza y anuncia un paro para fin de mes o principios de abril

La Confederación General del trabajo (CGT) movilizó a los gremios en una marcha que confluyó en el centro porteño. En el palco tanto Juan Carlos Schmid como Carlos Acuña, dos de los líderes de la central obrera prometieron medidas de fuerza.

0
188

“No vinimos únicamente a hacer un diagnóstico, vinimos a anunciar que va a haber medidas de fuerza en la Argentina a fin de mes, les pido por favor que escuchen cuales son las razones”, sintetizó Juan Carlos Schmid desde el palco central de la movilización que convocó la central obrera.

Unos momentos antes, Catlos Acuña había hablado del deterioro de los ingresos de los trabajadores a raíz de la inflación: “Esta CGT no va a permitir que haya un piso para esta discusion paritaria, porque nosotros vamos a discutir en cada sector la posibilidad de recuperacion del salario perdido”.

Luego fue Héctor Daer quién precisó: “Ya pusimos en marcha un plan de lucha. La CGT ya tomó la decisión de hacer un paro de 24 horas antes de fin de mes”.

En los días previos a la movilización Schmid hablía explicado los motivos: “Los gremios cuestionan una parte del trazado económico que se está llevando adelante, en particular el tema importaciones. Pero también la caída del consumo y el tema paritario. La pérdida del poder adquisitivo está presente en todos los reclamos”.
El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, salió al cruce de Schmid y señaló que el Gobierno y la CGT tienen “un diagnóstico distinto” sobre la situación socio-económica del país e insistió en que “no hay un problema generalizado” en la situación del empleo y la producción.

“Los datos que tenemos nos muestran un diagnóstico distinto: hay una inflación en baja, el empleo recuperó todo lo que había perdido en la primera parte del año pasado y la producción se empezó a recuperar”, aseguró el titular de la cartera laboral, aunque admitió que  “hay sectores que tienen dificultades”, pero –dijo- los dirigentes gremiales “tienen una vocación de llevar esa discusión a un ámbito general y ahí no tenemos un encuentro feliz” con los representantes sindicales.

También habló el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, quién advirtió que “el paro no lleva a ningún lado, es un costo para el país, genera conflictividad en un entorno en el que estamos abiertos al diálogo y nosotros estamos abiertos al diálogo”.

“Cada uno de los dirigentes sindicales sabe que el empleo se está recuperando desde agosto del año pasado y que la economía está creciendo después de años de estancamiento. El diálogo permite mejorar la situación”, completó.

En tanto el titular de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Roberto Fernández, terció en el debate y opinó que al Gobierno “hay que darle 10 días” antes de llamar a una huelga para “buscar una solución a la situación económica” del país.

Comentar con facebook

No hay comentarios