Medicamentos para la ansiedad

0
921

Dentro de los problemas de salud mental que más han crecido en los últimos años, la ansiedad ocupa un lugar muy importante. Los medicamentos son la solución más utilizada, aunque también podemos encontrar otros remedios naturales.

Medicamentos para la ansiedad

La ansiedad se genera y se manifiesta a nivel del sistema nervioso. Hoy en día la gran mayoría de tratamientos psicofarmacológicos incide en el los sistemas neurotransmisores, buscando la regulación de las diferentes actividades en las áreas del sistema nervioso que se implican en cada trastorno, algo que también se aplica en el caso de los remedios para la ansiedad.

Dentro de los medicamentos para la ansiedad debemos distinguir dos grandes grupos, los ansiolíticos y los antidepresivos.

Ansiolíticos para la ansiedad

En este grupo encontraremos principalmente a las benzodiazepinas de mayor potencia (Alprazolam, Loracepam, Diacepam, Cloracepam…)

Éstos medicamentos vienen a proporcionar efecto tranquilizante que reduce los síntomas de ansiedad en plazos relativamente cortos de tiempo (minutos). Además, de la intensidad, tabién influyen en la frecuencia con la que se pueden generar estos episodios.

Hay que tener en cuenta como efectos secundarios no positivos, que este tipo de medicamentos producen alteraciones en la memoria, en la concentración y la atención, y somnolencia. Generalmente se trata de efectos transitorios, sólo experimentados durante los procesos de ingesta los medicamentos y sólo a través de largos periodos de consumo sostenido.

Por otro lado es importante señalar que el consumo prolongado de las benzodiazepinas de alta potencia puede generar tanto tolerancia, con pérdida de efectividad, como dependencia a su consumo.

Antidepresivos para la ansiedad

El uso de antidepresivos también se relaciona con el tratamiento de trastornos de ansiedad. En este caso fundamentalmente se utilizan los inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina conocidos por el acrónimo ISRS donde encontramos medicamentos como Fluoxetina, Paroxetina, Fluvoxamina, Sertralina, Citalopram y Escitalopram.

Resulta algún medicamento eficaz contra los trastornos por ansiedad y no presentan grandes efectos secundarios adversos aunque, dentro de éstos, se pueden destacar la somnolencia, la posibilidad de disfunciones sexuales y la posibilidad de modificaciones al alza en el peso. Sin embargo, hay que tener en cuenta que en el uso de este tipo de medicamentos, sobre todo al comienzo de los tratamientos, podemos encontrar efectos secundarios transitorios molestos incluyendo cefaleas, sensaciones de náusea e incluso periodos transitorios de incremento de la propia ansiedad. Este tipo de tratamientos, por esto mismo, suelen iniciarse en dosis bajas creando un proceso de administración en crecimiento.

A diferencia de los ansiolíticos, este grupo de medicamentos no muestra un comportamiento inmediato en la mejora de los síntomas de la ansiedad, puede tardar semanas en comenzar a hacer efecto.

Tratamientos naturales para la ansiedad

Por supuesto existen opciones no relacionadas con los medicamentos, tratamientos naturales para la ansiedad que, en casos leves pueden ser muy eficaces, o que también pueden convertirse en un excelente complemento para determinados tratamientos.

A continuación vamos a revisar dos de estos tratamientos naturales aunque sabiendo que existen muchos más.

La valeriana es uno de los remedios naturales para el control de la ansiedad más conocidos, y a la vez uno de los más eficaces. Los efectos de la valeriana se han demostrado de manera científica y, hoy en día son una alternativa para procesos transitorios de ansiedad o para periodos concretos. Los efectos, sedantes y calmantes, de la valeriana actúan sobre el sistema nervioso favorece la relajación reduciendo el estrés y la ansiedad. Existen diversas opciones de presentación que van desde las cápsulas hasta las infusiones.

La tila también posee propiedades calmantes que pueden actuar no sólo en estados de nervios acentuados sino también en determinados procesos de ansiedad leve. Las infusiones de tila a lo largo del día (se recomienda en torno a tres diarias en casos de ansiedad) pueden ayudar a controlar estos procesos así como a reducir los síntomas.

Dentro de las plantas medicinales vamos a encontrar realmente un buen número de ellas asociadas a la relajación como, la passiflora con efectos calmantes y sedantes, la propia manzanilla o el té de lúpulo entre otros.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta