Poesía local para hoy: “Guaymallén tiene una historia de noches y estrellas altas”

Te invitamos a leer tres poesías "Origen de la Serenata en Guaymallén" "Sueño" y "Horas Frías IV" . Los mismos se encuentran en la antología La Mirada del Cóndor, donde participaron, 28 escritores contemporáneos de Mendoza.

0
337
La mirada del Cóndor antología.

La Mirada del Cóndor es una antología de distribución gratuita que reúne textos producidos en Mendoza por 28 escritores contemporáneos, editada en la Feria del Libro de Mendoza 2017. El libro fue hecho artesanalmente por un equipo de trabajo integrado por personas en situación de calle.

Origen de la serenata en Guaymallén 

Guaymallén tiene una historia

de noches y estrellas altas

y una luna de malvones

recostada en las ventanas

que espera el canto de duendes

y guitarras trasnochadas

hasta que muera la noche

en brazos de una tonada.

Cuentan que un día la luna

entró por la calle larga

pintó paredes de adobes

alumbró techos de cañas

y trepó a los viejos sauces

antiguos duendes fantasmas.

Después llegó hasta el canal

espejos de lunas que andan

y se enamoró del canto

que el cacique le cantaba.

Desde entonces luna y canto

son una misma palabra

que ronda por Guaymallén

y se llama “serenata”.

Serafin Silione

Sueño

Como la sangre que llega y se va que llega y se va que llega y se va que

llega y se con ellos transitan ese bumerang hasta

que el niño se pose en el vientre.

Han consumido un refugio han encendido la lena buscaron

ese lugarternura para el nuevo ser.

Para otros el tiempo pasa imperceptible como

lo que viene y se va y viene y se va mientras ellos se atan al nido

persiguen el fuego y cerca del origen colocan la cajita mágica que

quizás vea dormir al pequeño escuche llorarlo mientras ellos

abran y cierran los ojos como bumerang como otra sangre

cuando se va pero vuelve a venir.

Eliana Drajer

Horas Frías IV

Las manecillas de los censores

compusieron el círculo cerrado

de un reloj humano

con mercenarios

títeres y soldados.

Bienvenidos a la fiesta de las letras

llegó el tiempo de los conservadores

disfrazados de pájaros.

Fernando Adrián Flores

Comentar con facebook

No hay comentarios