Qué pruebas necesitas hacerte si crees que sufres un trastorno de sueño

0
447

Para entender la importancia del sueño baste tener en cuenta que pasamos más de un tercio de nuestra vida. El sueño es tan importante que directamente no sería posible vivir sin dormir.

Qué pruebas necesitas hacerte si crees que sufres un trastorno de sueño

El cerebro y nuestro cuerpo necesitan el descanso para poder afrontar la manera correcta a las actividades diarias. Éste reposo viene dado por el sueño. Cuando sufrimos algún tipo de trastorno del sueño el reposo no es suficiente y las consecuencias pueden acabar siendo graves para nuestra salud.

El reposo es básico como otras funciones metabólicas y energéticas que realiza nuestro cuerpo. El reposo es, por así decirlo, la antesala que posibilita la actividad. Sin este periodo el cuerpo humano comenzará a forzar y acabará pasando factura en forma de graves trastornos añadidos.

Desafortunadamente, existen muchos trastornos del sueño que hacen que no descansemos de manera correcta. Además de los problemas directos que generan estos trastornos del sueño, el hecho de dormir poco influye directamente en nuestro estado mental, deteriorándolo, y en nuestro estado físico a través del cansancio influyendo cuestiones como la hipertensión o el aceleramiento del envejecimiento.

Es importante tomar las medidas oportunas cuando sufrimos trastorno del sueño, sabiendo que además no todos los trastornos tienen solución fácil. Lo primero se trata de detectar si realmente tienes un trastorno del sueño, si éste es temporal y si necesitas someterte a algún tipo de pruebas.

Lo mejor es hacer de una serie de preguntas sencillas, que van a determinar si efectivamente descansas o no:

  • La primera es si duermes una cantidad de horas que consideras necesaria y si este sueño es ininterrumpido.
  • Otra pregunta que debes hacerte es cómo te despiertas por las mañanas, uno de los síntomas más evidentes de trastorno del sueño es despertarse con mucha sensación de cansancio tanto mental como físico.

A partir de estas dos preguntas por supuesto existen muchos más, si te despiertas sobresaltado en medio de la noche, si tienes pesadillas recurrentes, si tienes taquicardias o exceso de sudoración… en definitiva cualquier elemento o situación que impida que duermas bien escasos con normalidad.

Este tipo de situaciones, sobre todo cuando comienzan a darse el tiempo, deben ser consultadas con tu médico que será quien te aconseje en las diferentes pruebas que puedas llegar a necesitar. Aunque existen muchos trastornos del sueño los más habituales y extendidos son los siguientes:

El insomnio

Esta es la afección relacionada con sueño más conocida. Curiosamente el insomnio en sí mismo rara vez se presenta, sino que suele ser una señal de que algo no marcha bien en nuestra salud física o mental.

Existen diferentes tipos de insomnio: el transitorio que es un insomnio leve que puede ocurrir de manera esporádica, el insomnio de corto plazo con una duración que puede ir desde una semana hasta un mes y el insomnio crónico, que se asocia con periodos que superan ya el mes insomnio.

Otro patrón de insomnio bastante habitual es el que se denomina insomnio de mañana. En este caso la persona que lo sufre se despierta muy pronto y es incapaz de conciliar el sueño posteriormente. Se da en los procesos de envejecimiento de las personas y también en períodos de afecciones psicológicas como la depresión.

La apnea del sueño

Se trata de un trastorno que puede llegar a ser verdaderamente grave tanto por lo que representa como por las consecuencias que puede acarrear. Además no siempre es un trastorno que nos hace acudir al médico ya que en muchos casos no somos capaces individualmente de detectar el problema.

En la apnea del sueño la respiración se detiene durante un periodo de tiempo prolongado. Esto hace que el oxígeno no llegue a la sangre de manera adecuada. Existen muchos tipos de apnea, desde aquella que aparece en varias ocasiones a lo largo de una noche durante periodos de tiempo importante como otras que, con menos periodo de tiempo de duración se repiten muchas más veces.

La hipersomnia

Menos frecuente que los anteriores pero igual de importante. En este caso, al contrario de los anteriores, se trata de un aumento de las horas de sueño. Este aumento hace que la persona que lo sufre, de manera natural duerma más de un 25% de las horas recomendadas. Sin embargo, la sensación de descanso no es tampoco la adecuada ya que generalmente viene acompañada de algún otro tipo de trastorno.

Por supuesto existen otros muchos trastornos del sueño, todos ellos con su gravedad y características particulares. Es importante desde luego que sí te ves reflejado en alguno de estos trastornos o, si simplemente tu sueño no es el adecuado, lo consultes directamente con tu médico.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta