Rope training, riesgos y beneficios

0
857

Como te decíamos esta modalidad de ejercicio es una de las que se entiende como entrenamiento funcional para todo el cuerpo, el trabajo en la fuerza funcional en este caso ejercitará todos los grupos musculares.

Rope training, riesgos y beneficios

Para poner en práctica rope training necesitaremos una cuerda, que se convertirá en el instrumento básico de este entrenamiento. Suelen ser cuerdas cercanas a los 20 metros de longitud y no menores, en principio, de 15 metros con un grosor cercano a los 40 mm que poseen un peso elevado.

La puesta en práctica del entrenamiento con cuerdas parte de los movimientos básicos que se generan a través de las propias cuerdas impulsadas por nuestra fuerza. Existen modalidades diferentes dentro de esta práctica, la más extendida es la que se realiza tomando con nuestras manos cada extremo de la cuerda anclada a una pared o similar, y realiza los ejercicios desde este punto de partida.

1.1      Beneficios del Rope Training

Al tratarse de un trabajo de fuerza funcional los beneficios parten de su influencia positiva sobre muchos grupos musculares distintos.

Aunque pueda parecer que son los músculos de los brazos los que más trabajan esto no implica que otros grupos musculares también participan, por ejemplo, los dorsales y pectorales en función del tipo de ejercicio también lo hacen.  Así mismo los hombros trabajan con mucha intensidad, y, siempre en función del tipo de ejercicio, el tren inferior recibirá también una atención notable, desde los glúteos hasta cuádriceps, isquiotibiales…

Una de las grandes bazas de incorporar este ejercicio a nuestras rutinas es que se trata de un entrenamiento sencillo, sin excesivas complicaciones y con poco requerimiento material.

A la vez, desde el punto de vista físico, se trata de un entrenamiento de intensidad alta y gran dinamismo, que contribuye no sólo a la mejora de la resistencia sino también al tono muscular y al aumento de la fuerza.

Por otro lado, el rope training también sirve para mejorar el equilibrio y en general la coordinación corporal.

Como quemacalorias el rope training se revela como una actividad eficaz, propone un trabajo de cardio muy potente, pero no exige una intensidad concreta a quién lo práctica y puede ser adecuado prácticamente para cualquier tipo de persona ajustada a su estado físico.

1.2      Inconvenientes del Rope Training

Como ocurre con cualquier práctica deportiva de alta intensidad los riesgos existen, en este caso relacionados con posibles lesiones, fundamentalmente musculares.

Es importante que tengas en cuenta que para realizar correctamente este entrenamiento debes tener conciencia clara de tu estado físico, y enfrentarte a las rutinas en la medida de tus posibilidades, un sobreesfuerzo puede pasar una factura muscular importante.

Se trata de una actividad que requiere un buen control corporal y exige una buena interpretación tanto de los ejercicios como de las posturas para realizarlos, ya que una buena parte del éxito o el fracaso de la actividad depende de ambas cuestiones.

En la posibilidad de lesionarse influye desde luego el elemento central del entrenamiento, la cuerda. Es importante que sepas que existen grosores diferentes de cuerda y que se debe elegir aquella que más se ajuste a tu estado físico.

Al elegir la cuerda del rope training no influye  sólo por el peso, también la longitud; a mayor peso y longitud mayor nivel de intensidad y esfuerzo vas a requerir.

Es importante, volvemos a repetir, que tengas en cuenta que el agarre y la postura son básicos en este entrenamiento. Un mal agarre puede producirte lesiones tanto en las muñecas como los propios antebrazos a partir de una sobrecarga de ambas zonas. Las malas posturas pueden incidir de manera negativa en la espalda, una repetición constante de un ejercicio de estas características con una mala postura puede acabar generando una lesión muscular.

También la colocación de las piernas es importante y, como parte del anclaje al suelo de nuestro cuerpo durante el entrenamiento, una mala colocación deriva en una mala absorción de la tensión del ejercicio, y, puede lesiones en las piernas y la zona lumbar.

En general la recomendación más interesante para este ejercicio es realizarlo bajo supervisión hasta que hayas conseguido dominar tanto las diferentes modalidades posibles, como las posturas, el agarre y una buena elección de las rutinas.

También te puede interesar:

Así influye el hacer deporte en tu cerebro

Lo que el deporte que practicamos dice de cada uno de nosotros

Cinco deportes para quienes no están en forma y quieren estarlo

Cinco deportes para una familia con adolescentes

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta