¿Sabes usar bien las plantas medicinales?

Usar bien las plantas medicinales, hacerlo con la supervisión de nuestro médico, es tan importante como saber cuál usar para cada dolencia.

0
72

Usar plantas medicinales, como por ejemplo las algas, se ha convertido en una tendencia difícil de parar. Sin embargo, desde muy antiguo se han usado ciertos remedios caseros para aliviar dolores o infecciones. Y es que los sumerios, 3.000 años antes de Cristo, ya escribieron en tablillas de archilla todos los conocimientos sobre los poderes curativos de ciertas plantas. Ahora muchas personas las usan como si fuera la vacuna más revolucionaria, pero lo cierto es que, como en la mayoría de las cosas en esta vida, un buen uso y regulado dará mejores resultados que utilizarlo sin orden ni concierto. Es cierto que las plantas medicinales pueden tener propiedades que nos beneficien, pero siempre que se usen de una manera correcta. Hay que tener en cuenta que muchos medicamentos comerciales usan principios activos de las mismas para elaborar estos productos. Y es que las plantas medicinales pueden ayudar a resolver o tratar afecciones e infecciones, amén de mejorar tratamientos médicos que son más convencionales si se usan de manera correcta.

Por ello, no está de más seguir ciertos para saber usar mejor las plantas y hierbas medicinales. El primero de ellos parece obvio y es consultar con nuestro médico de cabecera la necesidad o conveniencia de beber o utilizar un producto basado en vegetales con el fin de prevenir o curar alguna dolencia, ya que no queremos que nos provoque efectos negativos. Un mal uso de este tipo de hierbas puede alterar nuestra salud, por lo que debemos estar siempre bajo supervisión médica cuando consumamos estos remedios.

Abundando en la recomendación anterior, evidentemente, todo el mundo debe consultar con su médico, pero las mujeres embarazadas, las que están en periodo de lactancia, los niños y las personas con enfermedades crónicas sólo deben consumir estos productos bajo supervisión médica, ya que estos grupos resultan más sensibles a los efectos negativos que puedan producir el consumo de estas hierbas o plantas medicinales.

Muchas veces tendemos a pensar que si algo nos hace bien no tenemos que tener medida a la hora de consumirlo. Eso es un error. Hay que respetar siempre la dosis para que el efecto de estas plantas sea el adecuado. Si se consume menos no nos hará el efecto previsto, pero si abusamos puede provocar contraindicaciones. Además, debemos estar seguros de la planta que vamos a consumir para que no haya errores a la hora de la preparación. También las personas que son alérgicas deben tener cuidado con los remedios caseros con el fin de no obtener reacciones no deseadas.

Cada tratamiento con plantas medicinales para resolver, o aliviar, patologías puede durar días o varios meses. Siempre debemos obedecer la prescripción de nuestro médico en cuanto a que tratamiento es el adecuado, si podemos prolongarlo o hay que cambiarlo por otro.

Tradicionalmente, las plantas o hierbas medicinales se han consumido mediante infusión, pero lo cierto es que la utilización de las mismas depende del problema o molestia a tratar. De esta manera, se puede consumir mediante infusión o tisanas, con cataplasmas o compresas y en cápsulas.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta