Situación actual del Hospital Neuropsiquiátrico “El Sauce”

Entrevista exclusiva a su Directora y al Gerente Asistencial para comprender el debate en torno a la institución de salud mental. Trabajo interdisciplinario, Centro Atención Primaria y Desarrollo Comunitario.

0
739
SAMSUNG DIGITAL CAMERA

El Hospital Neuropsiquiátrico “El Sauce” ubicado en la calle Alfonso XIII del Sauce fue fundado el 6 de noviembre de 1951, y cumplió 50 años en el 2014 cuenta con 22 hectáreas de las cuales sólo están en funcionamiento 3. Su directora, Marcela Prado y el Gerente asistencial Juan Diego Pocognoni mantuvieron diálogo con vecinos de Guaymallén. Actualmente, el Hospital cuenta con 130 camas y 115 pacientes internados.

Uno de los pabellones alberga a personas privadas de su libertad que padecen algún trastorno mental. En el grupo de especialistas que brindan atención diaria se encuentran 30 psiquiatras, 7 psicólogos, 10 trabajadores sociales y personal de acompañamiento pedagógico. También se realizan talleres de prevención de adicciones con escuelas. Éste año, se encuentran trabajando en una iniciativa para integrar a la comunidad a través del desarrollo comunitario y deportivo. En su servicio de rehabilitación cuentan con diferentes talleres, entre los que se pueden nombrar el taller de cerámica, teatro, Taichí y manualidades.

Respuesta de las Autoridades

¿Cuál es la Tarea que desempeña el Hospital?
M. Prado: Bueno primero hay que explicar que tiene una modalidad monovalente por lo que la función específica es atender a personas con padecimientos mentales. Y tiene internación, tratamientos ambulatorios, existe un programa también de sostenimiento externo para pacientes que se encuentran en hogares y un centro comunitario en donde contamos con un médico clínico, un odontólogo, un médico de familia, donde se hace prevención y atención primaria para la salud.

¿Cuál es el régimen que se sigue con los pacientes?
M. Prado: El trabajo es interdisciplinario, y en éste momento, estamos haciendo un esfuerzo muy grande para que la interdisciplina se pueda cumplir, el cual es requisito fundamental de Ley de Salud Mental (ver recuadro) Por lo tanto forman parte del equipo interdisciplinar los psiquiatras, los psicólogos, trabajadores sociales, enfermeros y cualquier otra profesión que intervenga en su tratamiento por ejemplo tenemos talleres de rehabilitación donde hay una terapista ocupacional y un profesor de Taichí.

J. Pocognoni: La población con la que trabajamos son mayores de 18 años, no trabajamos con la población infanto-juvenil.

M. Prado: Y según la Ley de Salud Mental existen ingresos de dos tipos, la internación voluntaria y la involuntaria. Es voluntaria cuando la persona viene a pedir ayuda, el equipo que lo atiende evalúa el caso y si es necesario, se le propone la internación y el paciente la acepta y firma el consentimiento informado. En cambio, si es involuntaria, el paciente no quiere ser internado pero el equipo considera que existe un riesgo, que la Ley nombra como cierto e inminente, en éste caso no firma el consentimiento informado y como es una situación de privación de la libertad, porque el paciente no lo hace de manera voluntaria, interviene un Juez.

J. Pocognoni: La internación en éste caso es contralada por el Juez de familia de turno y es quién evalúa y controla la legalidad de la internación. Y lo que le interesa en primer lugar es conocer cuál es el riesgo cierto e inminente por el que se dispuso la privación de la libertad a ésa persona. Y una vez que cesa el riesgo, la internación involuntaria también termina. Y luego lo que se procura es la reinserción del paciente o la paciente en su grupo primario de apoyo, ya sea la familia o algún otro grupo de apoyo, para que pueda seguir el tratamiento, dentro de sus posibilidades, cerca de su domicilio o también lo puede continuar en la parte de consultorios externos del Hospital. Pero la idea principal es que el paciente vuelva a su núcleo primario o su grupo de apoyo.

¿De qué manera se realiza el nexo entre el Neurosiquiátrico y la comunidad de Guaymallén?
M. Prado: En general, hay una Unión Vecinal cerca del Hospital, también hay un grupo de vecinos con los que tenemos una comunicación constante, por ejemplo los vecinos de la Calle Gil nos pidieron colaboración para realizar un pedido de extensión de la luminaria. Y la idea del Hospital es poder trabajar con los vecinos de la zona.

J. Pocognoni: Se trabaja mucho con las escuelas ubicas en Guaymallén, a través de talleres de capacitación y de prevención de adicciones, por lo que se crea un gran vínculo con las necesidades de consulta de los vecinos y en el mismo Centro Comunitario de Prevención y Atención primaria de la Salud “Ramón Carrillo” que está vinculado completamente con la población.

Ley Nacional de Salud Mental N°26.657

Decreto reglamentario 603/2013

La Ley Nacional de Salud Mental N° 26.657 resguarda los derechos del paciente y ordena la modalidad de las internaciones. Regula la protección de los derechos de las personas con padecimiento mental en la República Argentina. Algunos de sus capítulos definen:

CAPÍTULO II Definición ARTÍCULO 3º.- En el marco de la presente ley se reconoce a la salud mental como un proceso determinado por componentes históricos, socio- económicos, culturales, biológicos y psicológicos, cuya preservación y mejoramiento implica una dinámica de construcción social vinculada a la concreción de los derechos humanos y sociales de toda persona.

ARTÍCULO 4º.- Las adicciones deben ser abordadas como parte integrante de las políticas de salud mental. Las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, tienen todos los derechos y garantías que se establecen en la presente ley en su relación con los servicios de salud. ARTÍCULO 5º.- La existencia de diagnóstico en el campo de la salud mental no autoriza en ningún caso a presumir riesgo de daño o incapacidad, lo que sólo puede deducirse a partir de una evaluación interdisciplinaria de cada situación particular en un momento determinado.

Comentar con facebook

No hay comentarios