Sopas y cremas para el otoño

0
179

El otoño es un momento del año más que indicado para incorporar a nuestra dieta sopas y cremas. Te damos algunas ideas para tus sopas y cremas para el otoño.

Sopas y cremas para el otoño 

Recetas de sopas y cremas para el otoño hay centenares, miles. Realmente se podría confeccionar no uno, sino muchos recetarios ya que nuestra cocina es muy rica en este tipo de preparaciones. Más que darte recetas concretas, vamos a proporcionarte tres ideas sobre las que puedes poner tu imaginación a trabajar.

Sopas y cremas con productos de temporada

Incorporar a tu dieta productos de temporada es una buena idea en cualquier estación del año. Por supuesto, hacerlo para tus sopas y cremas en otoño también. Para hacerlo, revisa los principales productos de temporada y prueba a confeccionar con ellos este tipo de platos.

Por ejemplo, una receta muy adecuada con un producto de temporada como las alcachofas puede ser todo un éxito en tu mesa. Puedes incorporar, además de las alcachofas y el jamón, otras hortalizas como cebolleta, calabacín, zanahoria o patata, todo ello genera plato de temporada muy rico y nutritivo. Además, por supuesto, muy sabroso.

Apuesta por la innovación en tus sopas y cremas

La gran variedad de productos en nuestros mercados, así como los productos de temporada, te permiten apostar por la innovación. Curiosamente las sopas y cremas son una preparación que admite de manera admirable diferentes productos, texturas y presentaciones.

Aquí puedes apostar perfectamente por modificar algunos de los tradicionales purés y cremas más habituales en tu mesa:

  • Purés de verduras incorporando otros sabores como especias
  • Aprovechar legumbres y hortalizas para componer cremas
  • Incorpora recetas tradicionales productos menos tradicionales en nuestra mesa, por ejemplo orientales etcétera
  • Reinventa tus sopas incorporando nuevos alimentos o explorando posibilidades a partir de los ingredientes que utilizas habitualmente.

Lo tradicional también debe estar presente en tus sopas de Otoño

Cuando un plato ha sobrevivido a través del tiempo y sigue siendo actual, es que desde luego es un buen plato. En nuestro país existen un montón de recetas tradicionales asociadas a sopas y cremas. El otoño, con sus días más cortos y con el progresivo enfriamiento del clima en los lleva el invierno, es un buen momento para recuperar estas recetas tradicionales.

Un buen ejemplo lo puedes tener en esta sopa de ajo con yema de huevo de la que te mostramos una receta muy sencilla:

  • Pon cuatro cucharadas de aceite en una cazuela (si es de barro mejor)
  • Cuando el aceite está caliente incorpora cuatro dientes de ajo grandes. Cuando estén dorados es el momento de añadir el pan seco cortado en rodajas muy finas (100 g) deja que todo fría
  • Cuando el pan ya está tostado incorpora una cucharada de postre de pimentón dulce y un poquito de pimentón picante. Cubre todo con caldo de carne o de pollo o gallina. Para estas medidas será suficiente con 2 l de caldo. Por sal al gusto y déjalo cocer durante aproximadamente ¾ de hora a fuego lento.
  • Cuando ya tienes la mezcla cocinada puedes, por ejemplo, triturar la hasta que te quede una crema ligera. Rectifica de sal y añade dos yemas de huevo que cuajara dentro de la sopa. Las yemas puedes romperlas, quedando huevo hilado, o dejarlas enteras.

Sirve la sopa muy caliente con trozos de pan tostado que hayas remojado o introducidos parcialmente dentro del recipiente donde la sirvas.

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta