Violencia de género en Guaymallén: La mujer está en coma inducido y el agresor en Libertad

El terrible hecho ocurrió la noche del domingo en el Barrio Lihué. La mujer se encuentra internada en el Hospital Central. Es el primer caso por empalamiento que se registra en nuestra provincia y el segundo a nivel nacional.

0
305
25 de noviembre Día de la No violencia contra las mujeres (imagen ilustrativa)

Durante los festejos por Navidad el día domingo, en la casa de unos familiares, en la  manzana 21 del Barrio Lihué ubicado en el departamento de Guaymallén, sucedió un hecho atroz perpetrado, presuntamente, por el esposo de la víctima, cuyo nombre se preserva.  La mujer de alrededor 48 años de edad, se encuentra internada en el Hospital Central, bajo coma farmacológico, por el desagarro vaginal que le produjo su pareja, se está investigando también la participación de otro joven que se encontraba en el lugar. Según datos provistos a diferentes medios el hombre tomó un palo de un secador de piso y se lo introdujo, lo que le provocó a la víctima un grave desgarro vaginal. El caso se encuentra en manos del fiscal Juan Carlos Alessandra.

Los diarios locales y nacionales se hicieron eco del hecho, pero el hincapié no estuvo puesto en la conducta violenta ni en el terrible acto de empalamiento, sino en el hecho de que tuvo relaciones sexuales con otro hombre y por esta razón su marido tuvo ésa “reacción”. De esta manera Crónica tituló “Una Mujer fue empalada en Mendoza” y en la nota “La víctima se habría encerrado en el baño con un joven de 20 años (novio de su hijastra) para mantener relaciones sexuales. El marido de la mujer, totalmente alcoholizado, los encontró in fraganti.” En Noticias: “Empaló a su esposa que tenía sexo con un joven”, Diario Chaco “Violencia de Género: Empaló a su esposa al verla tener sexo con un joven”.

¿Reacción?

No sólo se trata de la cantidad de hechos ocurridos durante este año, de las mujeres y adolescentes que murieron a causa de la violencia machista como Janet Zapata de 29 años y Julieta González de 21,  y también de la violencia de un Estado que no actúa cuando debe y deja a las víctimas a la deriva como el caso de Ayelén Arroyo (19) degollada a manos de su padre Roque Arroyo (54) el hombre tenía restricción de acercamiento, sin embargo vivía en un descampado frente a la casa de la adolescente. O el Lucia Pérez, la joven de La Plata, que  falleció debido al dolor extremo, por el empalamiento que sufrió, luego se ser violada por  3 hombres. Por este hecho, se convocó a un Paro Nacional De Mujeres el miércoles 19 de octubre.

No fue una reacción brutal la que llevó a este desenlace, no es un arranque violento, no se trata de la furia o la ira. Lo que pasa es que el cuerpo de la mujer es una cosa, algo con lo que el hombre puede hacer lo que quiera, desquitarse, agredirla, golpearla, abusar de ella en todas sus formas, ahorcarla, lastimarla y hasta empalarla.

No se trata de una reacción, se trata de una realidad cruel y que deja sin escape a la mujer que es víctima de violencia por lo tanto no es un problema particular o algo que se deba al ámbito privado. Como consta en la Ley 26.485 de Protección Integral para sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales. La violencia de género es pública, porque se trata de ciudadanas que viven en situaciones violentas, las padecen y mueren sin que el Estado y la justicia hagan nada.

El colectivo “Ni una menos” realizó un pedido para estas fiestas

 

Comentar con facebook

No hay comentarios