La escuela donde se abrazan la educación y la inclusión social

0
620

Los 30 docentes del colegio “Unidad Latinoamericana” trabajan atendiendo la diversidad de sus 220 alumnos.

La escuela explota de programas y de actividades que logran educar y atraer, poco a poco, a los padres y vecinos del barrio.

Los afiches coloridos sobre el agua, el cuidado del ambiente y de lo importante que es vivir en familia, distinguen desde un primer momento el clima que se vive en la escuela “Unidad Latinoamericana”, del barrio Patrón Santiago, en Guaymallén.

Tiene un patio central cerrado y amplio al igual que las aulas. El patio es estrecho y limita al norte con el carril Godoy Cruz. Las autoridades están buscando alguna empresa para que les ayude económicamente a mantener paredes, puertas, ventanas, bancos y armarios en condiciones. Es una escuela donde falta el dinero en efectivo pero sobran acciones educativas para sus niños.

“Trabajamos todo lo que hacemos bajo el paradigma de la inclusión y la igualdad de oportunidades para todos los chicos” afirma la directora, Laura Galeote.

 

La directora, Laura Galeote.

El Patrón Santiago a veces no genera méritos como el santo de su nombre. Los vecinos son familias de trabajadores que pugnan por ganarle a la mala fama ganada en los últimos tiempos por acciones delictivas y violentas. En esa línea se ubica la escuela Unidad Latinoamericana que comenzó a funcionar en el año 1983. Hace 30 años que la institución funciona en este lugar densamente poblado del Gran Mendoza.

“Yo viví en este barrio, vine a esta escuela, mis primeras clases como maestra fueron en esta escuela y ahora soy su directora” dice con alegría Laura Galeote de su escuela a la que asisten 220 alumnos y trabajan 30 docentes.

“La actitud que nos caracteriza es “la atención a la diversidad” y que constituye nuestro proyecto institucional” destaca la docente. Explica que en casi todos los cursos, desde el jardín de infantes hasta el séptimo grado, incluyen a chicos con capacidades diferentes que por ahora son siete. “Por ejemplo, en el Cuarto grado, tenemos dos divisiones, una con 20 chicos y la otra con 7 alumnos. En este grupo más chico están los que necesitan una atención personalizada porque aprenden más lentamente que los otros”.

“En uno de los Segundo grados tenemos a un niño que se moviliza en silla de ruedas y una nena hipoacúsica” afirma y destaca: “Trabajamos en conjunto con la escuela Vítolo, que es para chicos especiales, una de las docentes viene con nosotras los jueves y funciona como maestra de apoyo”.

La directora afirma que sus líneas de acción tienen por objeto la solidaridad, el respeto y la amistad. “Este año, dice, los chicos juntaron tapitas de plástico de gaseosas que llenaron dos tachos de 100 litros para donar al hospital Notti. El proyecto generó tanta solidaridad que, por ejemplo, la familia Martínez se fue el fin de semana a pasar un rato a la avenida de Acceso y resolvieron juntar entre todos la mayor cantidad de tapitas posibles y trajeron muchas bolsitas de nylon con ellas”.

Otro proyecto en que participaron todas las mamás de jardín de infantes fue para la semana de la familia. Se reunieron unas 15 madres y armaron un taller de costura. Entre charlas y mate, confeccionaron para varios niños varios trajes para bailar la “saya”.

La directora Galeote destaca que en los padres “estamos logrando la pertenencia a la escuela y la participación que cada vez es más numerosa”. Y apunta que “para las fiestas patrias es común que nos donen tortas y banderas nacionales que finalmente terminamos regalando a otras familias”.

La escuela Unidad Latinoamericana tiene varios programas en marcha: “Viajando con la imaginación” que es de lecturas; “La articulación inquieta de nivel a nivel” que es de jardín a primer grado; “Buscando estrategias” de matemáticas; la “Escuela solidaria”.

“Y cómo les va con la lectura” es una de las preguntas a la que responde: “Perfecto. Todos los viernes, una hora cada curso, desde el jardín a séptimo, leen los libros por ellos elegidos. Es interesante verlos leer. Después, durante la semana vinculamos la lectura a la ortografía”.

Rescata finalmente el trabajo de la supervisora de la sección 7, Elsa Zalazar. Dividió las 15 escuelas que están bajo su responsabilidad en grupos de acuerdo a las zonas en que están. La “Unidad Latinoamericana” está junto a la Fray Benito Lamas, Provincia de Salta y Tierra de Huarpes. Trabajaron sobre el proyecto “Abrimos ventanas al mundo” y en este marco organizaron actividades deportivas, trabajaron estadísticas para fortalecer matemáticas y con la lectura hicieron un día del niño distinto: los niños más grandes fueron a otros establecimientos y leyeron cuentos a los más chicos.

Fuente El Sol

Comentar con facebook

No hay comentarios