El síndrome del niño rico ¿Sabes lo que es y cómo combatirlo?

0
477

Niños que tienen todo lo quiere cuando quieren, esa sería la definición de un niño rico, pero el síndrome del mismo nombre es algo diferente. Te descubrimos cómo actúa y cómo combatirlo.

El síndrome del niño rico ¿Sabes lo que es y cómo combatirlo?

El síndrome del niño rico viene asociado por lo general con el exceso de dinero o la búsqueda del mismo. Los pequeños que lo experimentan suelen tener, por lo general, muy baja autoestima, incapacidad para tolerar la frustración o para esperar las recompensas que piensan que se merecen.

Además, los que sufren este síndrome cuentan con una falsa sensación de privilegios, una valoración muy baja de los padres y es fácil que en el futuro terminen perdiendo la motivación por prácticamente tod. Esta enfermedad, también conocida como ‘affluenza’, se emplea para definir a los niños que se creen con derecho a todo, que no son responsables y además acaban justificando siempre su mal comportamiento.

En gran parte, la culpa corresponde a los padres, que entienden que al darles todo a los niños se les hará más felices. Pero esto no es así, ya que no puede haber una dependencia de lo material. Llegado el momento, cuando no se les pueda comprar todo lo que quieran habrá un serio problema. Supone un error buscar en los regalos y en lo material el método de recompensa o incluso de calmante frente a las rabietas. Hay otras maneras de premiarles.

Este síndrome del niño rico no sólo es típico de las familias más adineradas, ya que también las de clase media intentan satisfacer todas las necesidades de los menores. Incluso existe la idea de proporcionarle todo lo que los padres no pudieron tener de pequeños.

Para que no caigan en este problema, los padres tienen la solución a su alcance. Para ello hay que otorgarle desde edades bien tempranas una serie de responsabilidades, evitando la sobreprotección y ayudarle a que solucione sus problemas en lugar de arreglárselos los padres. Tampoco es cuestión de concederles un exceso de libertad, ya que en algunos casos puede derivar en una falta de disciplina.

En el año 2013 ocurrió un suceso muy negativo que precisamente tuvo como protagonista a un joven de 16 años al que se le diagnosticó el síndrome de niño rico. Este chico mató a cuatro personas con su coche después de consumir alcohol. El juez le absolvió por esta anomalía, imponiéndole una pena de libertad condicional, que finalmente acabaría saltándosela. Después de eso los padres y el joven tuvieron que enfrentarse a unas penas de prisión muy duras. Los hechos tuvieron lugar en México.

Lo que demuestra todo esto, es que a veces se le concede demasiada libertad a los niños sin exigirles una responsabilidad.

También te puede interesar:

La vuelta al cole incrementa los dolores de cabeza en los niños: cómo tratarlos

¿Afecta la alimentación del niño a la salud del adulto?

Los mejores consejos para abordar la depresión en niños

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta