El síndrome HELLP todo lo que tienes que saber al respecto

0
443

Catalogada como muy grave, estos son los síntomas del síndrome HELLP y todo lo que tienes que saber al respecto.

El síndrome HELLP todo lo que tienes que saber al respecto

El síndrome HELLP se trata de una enfermedad catalogada como de muy grave y que adquiere la categoría de rara. Suele ocurrir durante el embarazo de la mujer, sobre todo en la última fase de gestación y comienza con una rapidez sorprendente.

HELLP procede de las siglas en inglés de hemólisis, enzimas hepáticas elevadas y baja cantidad de plaquetas. Las personas afectadas pueden experimentar importantes problemas hepáticos, de sangrado y de presión sanguínea, ocasionando un grave trastorno tanto a la mujer que lo sufre como al bebé.

Los principales síntomas de esta patología son los dolores de cabeza, náuseas, molestias en la parte abdominal superior derecha, vómitos, agotamiento, hinchazón en manos y cara e incluso sangrado de las encías. Suelen desarrollar este trastorno una de cada diez embarazadas con preeclampsia grave, aunque también puede aparecer sin preeclampsia unos días antes de dar a luz.

A todo esto se le une que cuando una mujer lo sufre por primera vez en un embarazo, tiene todas las papeletas para volver a desarrollarlo en el siguiente, aunque en esta ocasión las molestias serán más leves. Las que tienen más posibilidades de padecer esta enfermedad son las mujeres mayores de 25 años, de raza blanca, así como aquellas que ya tuvieron niños o que sufrieron problemas en algún embarazo anterior.

El único tratamiento para acabar con este problema sería dar a luz. En ocasiones hay que adelantar incluso el parto. Las mejoras después de sufrir el síndrome HELLP tardarán en llegar en torno a un par de días después de dar a luz. No será hasta pasado ese periodo cuando empiece a notarse mucho mejor. Los médicos posiblemente le recomienden un esteroide, y cuando el sangrado resulta muy abundante exigirá una transfusión de sangre.

Resulta un tanto extraño que no haya un tratamiento preventivo para evitar esta enfermedad. En cualquier caso, a las embarazadas siempre se les aconseja acudir al ginecólogo con una cierta regularidad para descartar cualquier tipo de patología o dolencia que pueda poner en peligro la salud de la madre o de la criatura.

El síndrome HELLP resulta bastante complicado de diagnosticar, sobre todo cuando la proteína en la orina y la presión no están presentes. Puede ocurrir que sus síntomas se confundan con gripe, gastritis, enfermedad de la vesícula biliar o hepatitis aguda. La tasa de mortalidad global de esta patología se encuentra en torno al 25%, de ahí que recomienden siempre actuar con rapidez.

También te puede interesar:

Embarazo y Alcohol: mitos y realidades

Calendario de pruebas durante el embarazo

Los mejores consejos para superar un embarazo de riesgo

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta