Guaymallén distingue a sus Vecinos ilustres

0
749

Se colocará una placa con el nombre de Luis Quesada en el frente del edificio municipal, que él embelleció con un friso. Y una plaza se llamará Santiago Bertiz, como el compositor, guitarrista y luthier.

Los Actos: A las 10. En el Concejo Deliberante de Guaymallén (ubicado en calle Silvano Rodríguez 4091, de Villa Nueva) se le entregará una distinción al reconocido artista plástico Luis Quesada.

También se colocará una placa en el frente del edificio municipal, donde se encuentra el friso que realizó.

A las 20.30. Quedará inaugurada hoy la plaza del barrio Parque Urquiza, situado en el distrito San Francisco del Monte, que llevará el nombre del destacado compositor, guitarrista y luthier Santiago Bertiz.

El acto se desarrollará en la intersección de las calles Conil y Estrella.

A principios de los años ’70, Luis Quesada realizó el friso que representa el encuentro entre las culturas indígena y colonizadora, y que adorna la fachada del edificio de la Municipalidad de Guaymallén. Además, ideó la creación de una aldea de artistas y artesanos en El Bermejo.

Por otra parte, Santiago Bertiz fue, junto a Hilario Cuadros, uno de los Trovadores de Cuyo; integró un dúo con Tito Francia y tocó la guitarra para Antonio Tormo y Félix Dardo Palorma entre otros. Hoy, la comuna distingue en dos actos diferentes a estos hacedores de la cultura que se afincaron en el departamento.

En setiembre, el Concejo Deliberante aprobó la Ordenanza a través de la que se otorga la distinción de Ciudadano Ilustre a Luis Quesada. Hoy a las 10, se le entregará este reconocimiento en la sesión y también se colocará una placa en el frente del edificio comunal.

Aunque nació en Santa Rosa y residió en distintos lugares de la provincia, el artista plástico eligió Bermejo como el sitio para que artistas y artesanos vivieran y tuvieran sus espacios de trabajo. Su idea era que convivir en un mismo espacio e intercambiar experiencias enriquecería la producción de cada uno.

Varios se sumaron a la propuesta y con el tiempo la zona se fue poblando de viviendas con talleres, y surgieron los encuentros por el arte y la cultura, para que los habitantes del distrito mostraran lo que hacían.

Su esposa Acelí recuerda que en Bermejo vivía una tía y era el lugar donde se encontraban con don Luis, cuando ella estaba estudiando en Córdoba y él en Mendoza. Y regresaron para instalarse en 1987, con los hijos ya casados, que ahora los visitan, junto con los nietos y el primer bisnieto. Pero a la casa en calle Mathus Hoyos, que alberga una colección de obras de Quesada -elementos tan variados como pinturas, esculturas, dibujos, grabados, murales, tapices, muebles, vitrales y joyas- suelen llegar también sus ex alumnos de la Facultad de Artes y Diseño.

“Siempre estas cosas son satisfactorias”, comenta Acelí sobre el homenaje que le hará la comuna de Guaymallén y que se suma a otros como la Distinción Legislativa José de San Martín (1993) y de “Mayor Notable Argentino” entregado por la Cámara de Diputados de la Nación (2006). Pero añade que una de las cosas que más disfruta don Luis es el contacto permanente con los alumnos de la escuela 4-153, ubicada en el Bermejo, que lleva su nombre.

Allí, los chicos han creado murales con mosaicos en las paredes y las aulas, que recrean los trabajos del artista. El establecimiento tiene también un museo con más de 70 obras, pero el cierre perimetral es deficiente y ha sido blanco en repetidas ocasiones del vandalismo, por lo que esperan que pronto se construya uno de material.

Una plaza para el Trovador

Santiago Bertiz tampoco nació en Guaymallén, pero con su esposa Zulema compraron un terreno donde había viñedos, en Lamadrid esquina Cobos de Dorrego, y ahí hicieron su vida. Su hija Chichí, quien llevaba tiempo intentando que su padre tenga un espacio con su nombre, explica que ella misma nació en esa casa y que el compositor ha dedicado varios temas a la calle Lamadrid.

Pero éste es un punto anecdótico en la trayectoria de don Santiago. Fue uno de los miembros originarios de los Trovadores de Cuyo, junto a Hilario Cuadros. Tocó con Tito Francia y prestó el sonido de su guitarra a artistas como Antonio Tormo, Félix Dardo Palorma, Edmundo Rivero y Argentino Ledesma.

Compuso más de 100 canciones, entre ellas “Mendoza soy tu cautivo” y “Viva mil veces quien ama”, que se escucha cada año para la época de Vendimia. Y las guitarras y guitarrones que ha fabricado con sus propias manos han llegado a diversas latitudes del mundo.

La cantidad de premios que ha recibido tampoco es menor, pero quedaba la deuda del pueblo de Guaymallén de otorgarle su nombre a una calle o espacio público, tal como establecía la ordenanza de 2001 que lo declaró “Ciudadano Ilustre”.

Finalmente, esta noche, la flamante plaza del barrio Parque Urquiza quedará inaugurada como Santiago Bertiz. Los jóvenes tocarán sus canciones, habrá un abrazo simbólico, guitarreada y, sobre todo, como soñaba Chichí para su padre, el cariño de la gente.

Fuente Los Andes

Comentar con facebook

No hay comentarios