Guillermo Pereyra amenazó con no dar quórum y se pospuso el tratamiento del aumento docente

0
237

Diputados debía tratarlo esta mañana. El Frente Renovador pidió abrir “una mesa de diálogo”. Marcha del SUTE y paro.

Un lunes agitado: paro en las escuelas de toda la provincia dispuesto por el gremio SUTE y una importante concentración de docentes frente de la Legislatura para mostrar el rechazo del aumento salarial por decreto, que la semana pasada obtuvo media sanción en Senadores. El objetivo de estas medidas fue justamente manifestarse en contra la de sesión en Diputados, que esta mañana se disponía a darle el visto bueno a esa disposición que otorga la suba al sector por afuera de la paritaria. Pero el Frente Renovador frustró la intensión del Ejecutivo y obligó a posponer el debate en el recinto por 48 horas.

Uno de los representantes de ese partido que lidera a nivel nacional, Sergio Massa, es Guillermo Pereyra, también titular del Centro de Empleados de Comercio. El legislador mostró hoy una posición distinta a la del oficialismo, amenazó con no dar quórum para tratar el decreto y la sesión se cayó.

“Recién hemos terminado una reunión con el presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, y con el jefe de la bancada de la UCR, César Biffi. Junto con el titular del Frente Renovador en Mendoza, el intendente Jorge Difonso hemos expresado el deseo de postergar la sesión. Creemos que es necesario seguir dialogando, poner paños fríos a estos enfrentamientos. No podemos permitir un decreto que dé por finalizado el diálogo con los gremios. Debe haber una invitación al debate con todos los sectores de la sociedad”, insistió Pereyra.

Así esa “mesa de diálogo” en el ámbito legislativo se fijó para mañana a las 9, donde habrá legisladores de cada uno de los partidos políticos que tienen representación parlamentaria, dirigentes gremiales del SUTE y representantes del Gobierno.

Aunque resulta difícil pensar que allí se pueda arribar a un acuerdo ya que la postura del gobernador Alfredo Cornejo es contundente. El mandatario ya marcó su posición al señalar que “se realizaron las suficientes negociaciones paritarias” y que el decreto fue impulsado por “el rechazo permanente del SUTE a los ofrecimiento del Ejecutivo” y éste ya tiene media sanción del Senado.

La referencia es, claramente, ante los fuertes cruces que se produjeron el viernes pasado en el Senado. Es lo que sucedió cuando el oficialismo impuso su mayoría por 21 a 17, y dio sanción a la refrenda del decreto que otorga 32% de incremento anualizado (en dos partes) e incluye el resistido “ítem Aula”, que motivó violentas actitudes de unos 200 dirigentes del SUTE contra los senadores que lo votaron a favor.

En este contexto, Pereyra defendió su postura y se desvinculó del gremio docente. “No he tenido ningún contacto ni conozco a los dirigentes del SUTE. Es más, estoy en total desacuerdo con los métodos fascistas y dictatoriales que tienen cuando amenazan con escrachar y perseguir a los legisladores que no piensan como ellos”, dijo.

Así, la pelea entre el Gobierno y los docentes por el incremento salarial por decreto sigue marcado por una fuerte tensión. Tras esta decisión del massismo de “llamar al diálogo”, la próxima sesión de Diputados para tratar este tema será el miércoles a las 8.

A pesar del paro, la DGE pide que los chicos asistan

Por el tratamiento del decreto 228 en la Legislatura, los docentes realizan hoy un paro de 24 horas, que fue anunciado el viernes pasado, en el medio del desorden que se dio tras la aprobación en el Senado de la norma de Cornejo.

Desde la DGE, su titular, Jaime Correas, pidió a los padres que “lleven a los chicos a la escuela”, ya que aseguró que “todos los establecimientos estarán abiertos”. En tanto, desde el SUTE ampliaron la convocatoria a manifestarse en la puerta de la Legislatura.

Comentar con facebook

No hay comentarios