La paga: cuándo empezar y cuánto dar

0
486

Paga sí, ¿pero cuándo? Prácticamente todos los padres tienen claro que darán una asignación a sus hijos, aquí te damos las claves sobre las cantidades y el momento idóneo para empezar.

La paga: cuándo empezar y cuánto dar

Durante la infancia, los niños empiezan a recibir una pequeña cantidad de dinero que lleva el nombre de paga. Los expertos aseguran que resulta muy positivo para que aprendan a gestionar este pequeño presupuesto y al mismo tiempo adquiera autonomía y responsabilidad.

No tiene sentido darle la paga a un niño que no sabe contar. A partir de los 4 años se le puede ir dando alguna moneda para que se compre alguna chuchería en el kiosco, pero poco más. La edad más aconsejable para empezar a darle algo de dinero son los 7 años. A partir de aquí podrá comprar él solo y se hará más responsable. Pero también sería conveniente que se le regalase una hucha para que fuese guardando esas monedas que le dan los padres y empiece a diferenciar entre guardar y gastar.

En cuanto al dinero que se le debe dar de paga, a los niños de 7 y 10 años, lo normal es que entre 2 y 5 euros; cuando cumplan los 11 años, unos 25 euros cada 15 días; a los niños de 14 a 17 años, unos 35 al mes y a los mayores de 17, 45 euros.

Al no darle una cantidad muy elevada, se consigue que también sepa apreciar el valor del dinero. Cuando se le otorgan todos los caprichos, con el tiempo no será capaz de agradecer los esfuerzos que se hagan. La paga no deja de ser más que un elemento de recompensa y no de castigo. Esa gestión financiera les vendrá muy bien para saber lo que les espera cuando sean mayores y tengan que enfrentarse a las dificultades financieras que les depare la vida.

Con el dinero de la paga podrá comprar lo que él desee, no sin antes aconsejarle sobre lo que sería más conveniente. Hay que potenciar la toma de decisiones responsable, en donde sean conscientes en todo momento de las consecuencias de la acción.

Muchos padres optan por castigar a sus hijos sin paga. De manera puntual se les puede retirar esta pequeña ayuda económica, pero en ningún momento debe tocarse los ahorros. En el caso de que rompa algo por casa o cometa algún fallo, se le puede quitar un porcentaje en señal de indemnización, pero siempre razonando la decisión.

No pasa nada si los abuelos y los dineros también le dan un extra. En ese caso, lo ideal es que la cantidad estuviese por debajo de la paga y se le aclarase que debe destinarlo al ahorro.

También te puede interesar:

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta