Verdades y mentiras del virus Zika

0
601

El virus Zika es la última enfermedad viral que amenaza con convertirse en una infección global a gran escala. Te contamos todo lo que tienes que saber, las verdades y mentiras que rodean al Zika.

Verdades y mentiras del virus Zika

Miles de personas se han visto afectadas en todo el mundo por el virus Zika. Se trata de una enfermedad transmitida por la picadura de hembra del mosquito Aedes y las especulaciones sobre las consecuencias son numerosas. A continuación te desvelamos las verdades y mentiras de este virus.

Verdades

Se trata de una epidemia: en algunos países de Latinoamérica afecta a cientos de miles de personas. Para algunos, más bien es un brote que se acabará convirtiendo en una endémica que aparece y desaparecerá, como ocurre con otras enfermedades infecciosas.

Riesgo de contagio sólo en zonas cálidas: afecta este virus sobre todo a las poblaciones que tienen unos climas cálidos. Eso sí, tampoco se descarta que llegue a otros puntos del planeta. En España ya hubo varios contagios de personas que permanecieron en países latinoamericanos. Recomiendan emplear pantalones y camisas largas.

Mentiras

Los que tienen la enfermedad presentan todos los síntomas: eso no es cierto. Pueden aparecer dolores de cabeza, de articulaciones o conjuntivitis, entre otros síntomas, pero no surgirán todos al mismo tiempo.

Es similar al dengue y al chikungunya: la más preocupante de las tres es el dengue, y la que menos el zika. El dengue aparece con malestar general, dolor severo y fiebre; el chikungunya, presenta unos síntomas similares pero menos graves, con la particularidad de que puede dejar alguna discapacidad. Por su parte, el zika no ocasiones molestias tan severas, aunque presenta un fuerte dolor de ojos.

Si el mosquito pica a un humano ya está contagiado: tampoco es cierto. Para ello es necesario que el insecto esté contagiado y la persona corre el riesgo de contagiarse con cualquiera de los virus que porten.

Los primeros casos se detectaron en Brasil: el origen de esta patología se remonta a finales de los años 50 del siglo pasado en África, en primates. Los primeros casos en humanos tuvieron lugar en los 60. Brasil se vio obligado a declarar la situación de alerta ante la propagación de los casos y ante el riesgo de que hubiese complicaciones en las mujeres embarazadas.

Existe cura para el zika: como ocurre con la mayor parte de las enfermedades virales, éstas se acaban resolviendo solas con el tiempo ya que el organismo se ocupa de enfrentarse a ellas. No existen tratamientos contra el zika.

Algunos expertos aseguran que aún no está comprobado que los casos de microcefalia en recién nacidos tenga como responsable al zika.

También te puede interesar:

Conoce el virus del Ébola

Por qué ellos enferman más que ellas

Declara la guerra a las infecciones invernales

Imagen de Flickr

Source: Salud

Comentar con facebook

No hay comentarios

Dejar respuesta